Google+ Badge

Google+ Badge

Páginas vistas en total

sábado, 30 de noviembre de 2013

Ante tu bella juventud
callé,
hace ya mucho.
 Esta mañana 
cada poro de mi piel de pantera,
clama por tus dedos.
rodeando mis pechos tibios,
 derramando flores 
sobre mis caderas.
El sol late en mi vientre,
y tú, 
 distante y  próximo,
palpitas revivido en un paraje,
 cercado por mi aliento.


viernes, 29 de noviembre de 2013


Dos poetas,  inmensos en  genio.
Tres mujeres,   titilaron la noche.
Mil afectos encendieron la casa.
Sensibilidad,   a roce de piel.
 Flor de Retama resonaba  imponente.
La poesía inmersa en una nube dorada.
Noche mágica , noche de   poemas.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Apilo las letras, las uno con suma delicadeza ,
 escribo, torosa de emoción
 y soy poema.embl
Entonces, vuelo, alas de fuego  me elevan al cielo.
Paseo por el infinito , beso estrella por estrella
en absoluta libertad.
Nadie  conoce de  mis vuelos,
solo las aves, las nubes y el sol.
Paseos secretos por bosques inexplorados,
sobre las montañas y sus
 picos más altos.
Ellos quieren saber, 
ellos preguntan.
No sé bien si comprenderán,
Trenzar   palabras en poemas es combatir al horror.
 La poesía expulsa los  demonios  que me habitan.
Aquellas aves negras anidadas en  mi mente.

Es sencillo.
Escribir poemas es  atreverse a volcar  el alma,
derramarse en emociones, 
liberar pudores, 
Encontrar  tu propio cielo ,
 en palabras cinceladas por el fuego
que arde en el pecho,
día a día.
Llueva, o grises sean mis auroras.
Canto  a la victoria , al amor , mis contiendas.

 Es mi  medicina y mi hoguera.
El ardor   recorriendo mis venas,
 inflamando mis versos.
Es mi cura y mi pena
Sanar, liberar , arder 
en piras de purificación. 
Donde no se atreve el horror.

Mi destino y mi alegría.
Desatar una tormenta , un diluvio de letras
que ahogue , por fin, 
mis nebulosas grises,
a   aquellas aves negran
a las sombras siniestras  ,
que persiguen, acosan,
tiñen oscuras mis tardes.
El horror , incesante y terco.

miércoles, 27 de noviembre de 2013



Desperté ,

el  cuerpo  florecido ,

por mil primaveras,

perfumado de olor a la tierra húmeda.

Los pechos  tibios ,

  y en mi vientre latía  un sol .

Yo,  poeta , silenciosa

entorné los ojos,

evoqué tu pecho,

de poeta joven y distante ,

acaricié suave  mis caderas,

como haces tú,

rocé mis muslos,

bajé a tu territorio.

Lo conquisté  esta vez, para mí.

Y fui , tórrido verano

palpitante carne viva,

torrente de lluvia salada.

Estrellas  fugaces iluminaron mi cielo.


Plenitud .

En absoluta soledad.
Tres kilos,  mi corazón, músculo carmesí.
4 kilos  , cada pierna ,  trenzada , poderosa.
No me tientes ,  amor, no me tientes.
La piel amanece tibia y tú, a mi vera.

Tres kilos , mi corazón, músculo carmesí, 
Mis brazos de bailarina , 1 kilo cada uno.
No te confíes , amor, no te confíes.
De mi cuerpo frágil, de mi alma dulce.
La piel se enciende y tú, a mi vera.

Tres kilos pesa mi corazón , músculo carmesí.
Una piel de seda lo cubre.
No  me tientes amor, no me tientes. 
La piel amanece tibia , se enciende con una chispa.
Ten cuidado, amor , ten cuidado.

De gata dulce torno en leona.
La piel arde,  soy flama.
Apaga el sol  en mi vientre.
Ardamos entrelazados.
Yo te advertí,estás a mi vera.
Ten  cuidado,amor, ten cuidado.
No te confíes , amor, no te confíes.

Mi amor es dulce pero mi fuego calcina,
cuando no amas como yo te amo.

martes, 26 de noviembre de 2013

Tras los muros , uno aprende.
El silencio, los horarios,
 conversaciones de otros barrios
acentos varios, jergas,
Amigas leales, otras perversas . 
Yo soñaba .

Tras los muros , uno aprende.
A vivir en soledad,
a  limar con el silencio.   
No temer a nada ni a nadie.
Ser libre y genuina , aún confinada.
El espíritu se eleva sobre las paredes.

Tras los muros, uno aprende.

A valorar .
A no extrañar a nadie.
Si esperas algo ,si añoras ,  mueres .
Si sueñas , si vuelas, aún la estrechez.
Serás libre por siempre.
6 , 6 años, los he contado uno por uno.
Sumaba, nunca restaba.
Se apilaron uno encima del otro,
los atardeceres siempre iguales.
Las madrugadas frías, detestables.

6 . 6 años , los he contado año por año.
Navidad , Día de la Madre eran fechas especiales.
Los 360 días  restantes   eran idénticos.
Y fueron 6 años
Grises, las primaveras, los inviernos.
Un jardín verde era mi espacio de trotar.
La soledad, absoluta.

6 , 6 años , los he contado uno por uno.
Los domingos eran día de visita
Las familias tomaban el jardín con viandas. 
Nunca tuve visita.

Ellos creían, ellos pensaban, 
ellos deseaban lo mejor para mí.
Me  desterraron  a un paraje lejano,   
 entre cerros y un  río , 
una casa hermosa rodeada  por muros altos.
Lejos,  ajena , para olvidar.
Se equivocaron .

Cada día estoy más presente.

lunes, 25 de noviembre de 2013

6 años , seis años
 confinada entre paredes de amansar locuras.
Un dolor insoportable en el alma.
El jardín verde  frente a mi  soledad.
El bullicio  insoportable de un millar de dementes.

6 años, seis años.
confinada, alejada de la ciudad  en pro de la sanidad.
Un dolor insoportable en el alma.
El jardín verde  al frente a mi  soledad.
Los doctores visitaban una vez por semana.

6 años , seis largos años,
confinada  hicieron  de mí una demente feroz.
Un dolor insoportable en el alma.
Las crisis se tratan con amor y dedicación.

6 años, seis largos años soporté.
Fugué en un descuido de las enfermeras.
Ya no tenía familia ni trabajo ni hogar .

Regresé a mi antigua casa , no me reconocieron .
De gorrioncillo herido había mutado en águila
Volé lejos hacia las alturas.
Sigo volando libérrima, 
la enfermedad a cuestas,
Nadie se atreve ya conmigo.
El horror me visita siempre.
5 amores tatuaron mi alma por siempre.
Algunos  pintaron de azul mi cielo.
El primero murió en su ley.
El penúltimo disparó dos balas en mi espalda.
Aún queda la herida en mi piel. 
  
5 amores tatuaron mi alma por siempre.
Algunos  son recuerdos muy gratos.
 Aquellos  me enseñaron el amor, la rebeldía, la justicia social,
en  cines oscuros, en los barrancos frente al mar.
Eran soñadores, desocupados, lectores voraces.
Aprendí  a amar Arguedas , la libertad
en las azoteas sucia de una casa cualquiera,
para terror de mi padre.
  
5 amores tatuaron mi alma por siempre. 
De aquél , el más amado , no escribo.
Era yo , una paloma ciega , herida  en sus manos,
 las alas cortadas, sin cielo , sin fe .
6 años confinada curaron su  amor maligno.

Toqué el infinito ,  la pasión , la locura y el espanto.
El horror me ataca a diario  pero doy la lucha .
Los amores pérfidos , aquellos  son los asesinos.
Matan sueños, esperanzas,  succionan la sangre y se van.
  
El cuida de mí ,
 con sus manos tiernas , su voz  de trueno
como a una niña grande en su casa de muñecas.
Escribo a diario,
 lucho fiera contra las aves negras,
aquellas malignas , horrores  ladrones de  paz.
Esta mañana respiro aliviada .
Mañana, no lo sé.

5 amores tatuaron mi alma por siempre.
Hubo muchos más, lo sé bien.
5 amores tatuaron mi alma por siempre,
en el cuerpo, guardo sus fragancias.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Existen pasajes oscuros en mi vida,
silenciados por el olvido,
el vaivén de los días.
Aparecen tardíos algunas tardes,
a robarme la paz.
Sus pasos son leves .
Son sombras  , nubes negras.
Despierto perlada  de sudor 
en pesadillas, 
mi cuerpo en espasmos.
Callo.

Mis asuntos son privados , particulares,
secretos.
Mis  luchas las libro a diario, sin remedio.
Es mi enfermedad y
 escribo poemas para espantar al horror.
No temo escribir sobre mi mal.
Sin embargo,
sobre aquellos tiempos oscuros,
no cuento nada.

Alguna vez me atreveré a escribir sobre ellos,
así me libro del hincón incesante, 
aquél que filudo   horada mi piel.
Se cierne  sobre mí ,como un cielo negro,
se aposta  a la vera de mis caminos.
Asusta mis auroras.

Nadie huye de su pasado,
aún lo maquille.
El recuerdo tizna mi cuerpo,
mi mente.
Recorro a paso de procesión,
desgranando las cuentas de un rosario,
por cada pecado cometido.
Bajo el sol o la llovizna,
nadie lo sabe.
Nadie nunca  me ha visto.
Avanzo de rodillas,
la frente pintada de cenizas
clamando por perdón.


Me  sumerjo en los confines secretos del mar.
  soy  pez, soy anémona, soy delfín plateado,
nado  libre, poderosa  hacia mis propios mares,
en  soledad y silencio.
Las corrientes me  llevan en sus brazos hasta perderme.
Alcanzo  horizontes inexplorados.
Descubro islas desiertas .
remansos claros sin bullicio.
solo la música de las cataratas ,
 dos soles me alumbran.
El cielo ,rabiosamente azul.
Soy ola aplaudiendo la playa,
espuma bordando la orilla,
tendida en  aquél  lugar , solo mío.
Donde gobierna mansa la paz.

sábado, 23 de noviembre de 2013

Orillada a tu vera ,
 riachuelo de los  puquiales.
bebí de tus aguas limpias,
Eras  lluvia fresca
sobre mi cuerpo.
Tierno como una espiga,
delgado junco de  cañaveral.
Reposado y formal 
como los muchachos de otras épocas,
como cuando existía el tren.

Te envuelves en un halo de misterio,
 camisita de helechos.
No es importante 
Nada quiero saber.

Te cobijo  bajo mis alas
 cachorro perdido,
y como todo felino,
buscas otros techos ,
otras gatas para maullar .

No es importante.
Nada quiero saber.
Vuelves herido a mis alas,
cachorro mío 
para volver a partir.


Ellos quieren saber,
si mis ojos son negros 
o marrones
sinceros o ,
maquillados
Si vivo serena,
o se aproxima una crisis.
Cuántos  libros leo 
si escribo a diario.
A tantos  interrogantes insulsos,
Callo.
 Nadie conoce el sabor del miedo,
raspando mi garganta,
la afixia rodeando mi cuello.

El aroma a azufre del horror,
sus mil formas de paralizar mi cuerpo,
hasta raspar con las uñas
el yeso de las paredes,
aullar desesperada.
Conozco  su crueldad,
sus mil torturas,

La amanso día a día,
con la  sublime fragancia de la poesía.
.
He de contar que me vi cubierta de polvo
de los pies a la cabeza,
solo se distinguían 
 mis dos soles arrebolados,
en medio del desierto.

 El polvo se introducía en mi boca ,
me ahogaba , a manotazos limpios, 
me limpiaba.
Era en vano , 
de nada  servían mis ojos arrebolados.

 Mi cuerpo se introducía 
con todo su peso ,  en el hoyo
cada vez más profundo
  en medio del desierto.
Mis   ojos  sucios de polvo se cerraban  lentamente.

Con mi último aliento  paladeé tu nombre,
 único placer de mis labios moribundos.
Ahogué mi deseo en la oscuridad del hoyo.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Mil  cortes horadan mi cuerpo.
Uno cruza el rostro.
Una  lanza vertical  me parte en dos.
Tres orificios son mis ojos,
la  boca , un cuchillazo  simétrico.

La cabeza colmada de  mercurio puro.
 Recorren  mi mente sin  orden ni concierto.
Entonces, de puntitas   el horror.
Enemigo  sin cura.
A veces,  lo venzo en combates diarios
otras, soy víctima de su  crueldad.
La poesía es mi arma. 


Mis días . una batalla incesante.
Los poemas son mis cantares de gesta.
Espantan a los horrores tiznados  en la piel.
20 kilos de huesos conforman mi cuerpo.
30 kilos de piel y músculos la habitan.
La soledad cruza mi rostro 
En el alma, bulle fuego.

2o kilos de huesos son parte de mi cuerpo.
30 los kilos de la piel que me habita.
La soledad cruza mi rostro.
En mis ojos, la furia.

20 kilos de huesos conforman mi cuerpo.

10 son los kilos de la piel que me habita.
La soledad cruza mi rostro.
Por mi sangre fluye un río de poemas.

En mis ojos, el alma, mi  sangre    brota furiosa la rebeldía
http://www.limagris.com/patricia-temple-yo-vivo-para-escribir/

Desato  tu sueño pesado.
Me tiendo  a tu vera,
a la orilla del cuerpo,
  que  es mío .
Me dejas hacer.
Tomo una mano tuya, 
la coloco en mi pecho  
tu dedos juegan traviesos
con mis pezones tibios.
Florece mi vientre -
Es primavera en mi cuerpo.

Resbalo tu diestra por  mis caderas ,
ardiente piel , la mía.
Buceas ,   descubres 
la flor púrpura 
entre mis piernas.
demoras.
Entonces,
Es  torrente de  lluvia, es  verano,
es  canto de voz  aguda, 
y es plenitud.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Es mi pecho,  duro y resistente
 trenzado  de   fibras musculares,
resistente al  supremo  esfuerzo físico .
En el pecho, brilla el alma,
bordada de  emociones intensas ,
 sentimientos profundos.
Ardiente, frágil  e ingrávida .

 Se derrama día a día cuando escribo poesía.
Sean mis brazos,  alas  blancas de gorrión,
anidadas  al amor  de tu pecho .
Sean mis  alas, plumaje   de águila 
cazadora  de poemas y belleza.

Sea yo, cóndor,  ave poderosa, entre todas,
reina y  señora  de las cordilleras, las alturas ,  
los picos de los andes.

La fuerza de mi pecho ardiente  me  eleve  al firmamento,
a surcar el celeste más intenso  , el infinito,
perderme entre las nubes, las estrellas. 
No volver  más.

martes, 19 de noviembre de 2013

Velo tu descanso , impaciente.
Vamos amor, despierta,
desato  tu  sueño 
Ansiosa aguardo, 
tendida a tu lado,
el roce , 
la caricia  de tus dedos
en  mis  montes tibios
resbala  por el vientre.
Mi respiración se  entrecorta,
se ahoga en suspiros.
A ojos cerrados,
reconoce mi piel
siente el  palpitar,
revivida de deseo.

Sean tus yemas,
 mariposas inquietas,
floreciendo mis caderas,
 avivando los muslos
derramando primaveras
entre mis piernas.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Qué ingenuidad la mía , creer en las personas,
bien decía mi hija , 
" Mamá, tú crees que todos son como tú",
A   los años,  soy r la misma ingenua,
sensible, romántica, cariñosa,
amante de sus amigos,
y de los poetas .

Aquellas  señoras / señoritas 
que se hacen llamar poetas ,
y son de corazón mezquino,
Dónde quedó el alma, la delicadeza,  la sensibilidad?
Aquellas  murmuradoras de mentiras, 
sembradoras de cuentos  malignos. 
Nada o poco escriben y se hacen llamar pomposamente poetas.

Aquellas , de  poses impostadas para escandalizar. 
Sus rostros se tiñen de verde
cuando otra poeta  publica, presenta, y se esfuerza.
Trabajen, escriban, transpiren poesía y no mezquinen.

Aquellas que se hacen llamar a poetas, 
lamento comunicar , distan mucho de llegar a ser.
Su  un alma no es blanca ni pura.
Viven como cualquier niña burguesa , 
sembrando cizaña. , entorpeciendo amistades.
Su sensibilidad de acero no se conmueve.
 
 Enfrenten los días sudando poesía  .
Escriban un poema, tras otros, hasta entumecer las manos.
La sangre fluya enfervorizada ,  que exploten sus pechos de pasión derramada.
Ardan en las llamas del fuego sagrado  , entréguense en cuerpo y alma.
Vivan con los sentidos ,  sean instinto y  piel.
Entonces serán poetas.

Hasta entonces,
 sellen sus labios  
 y guárdense a cal y canto. 




He de  hincar rodillas,
clamar al cielo,
entre dientes una oración,
encender  velas. 
Presiento su arribo
en el  ambiente denso,
el perfume fétido a flores muertas
Un portazo y fugo.

Camino ágil ,
me espera en la esquina,
la sonrisa burlona,
las garras abiertas 
prestas a rodearme  el cuello.
Acelero el paso, más  rápido.
Corro  como una posesa.
 A ganar la carrera.
No puede atraparme.
 debo mantener la cordura.
Seguir acezante ,
Huir despavorida
Aullar por auxilio
Continuar el camino desesperada.

Es mi condena
luchar contra el horror 
cada día de mi vida .
Sea con el alma ,
la fuerza de mis  músculos,
o mis versos.
Espantar  la oscuridad
al horror
o ser  luz.

No tengo elección

domingo, 17 de noviembre de 2013

LIMA EN ESCENA: Dalmacia Ruiz Rosas, Patricia Temple, Nora Alarcón...

LIMA EN ESCENA: Dalmacia Ruiz Rosas, Patricia Temple, Nora Alarcón...:  Fiesta literaria organizada por la revista Lima Gris presentará además la segunda edición del libro Cimarrona ¡Poetas e...
Es mi espalda  ,un nudo de músculos,
 un madero de púas cargo sobre los hombros.
En desventaja emprendo mi lucha.
Ni mil cruces o heridas mordiendo mi carne,
apartarán a la yegua de la carrera.

Es mi espalda un nudo de músculos.
La  mirada fija en la meta.
Retumban pasos, la voz de trueno inquieta. 
Ni mil maderos, o coces mordiendo mi carne.
distraerán  a la yegua de la carrera.

Es mi espalda un nudo de músculos.
Mis pasos se hacen lentos por la  carga.
No siento, no escucho, la mirada  apunta a la meta. 
Ni mil cruces , llagas, truenos o relámpagos,
impedirán  a la yegua  ganar la carrera.

La meta es larga, los  potros jóvenes más ligeros.
Yegua de pura sangre soy,  criada para la carrera.
Aún rompan mis patas o  hieran a mansalva mi lomo,
con un madero de púas en la espalda, sangrando.
 redoblo esfuerzos , y  llego triunfante a la meta.

Una palmada en el cuello, una brizna de hierba.

El sabor sublime de la victoria estalla en mi pecho.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Arqueo el  lomo a la caricia tibia
Ronroneo de gusto si  besas mis labios.
Entorno los ojos.
No te confíes, amor
No te confíes.
Mis  ojos  oscuros envenenan de amor,
 lanzan puñales,  a quien no se doblega.

La pantera ha despertado de su sueño profundo.
Estira con gracia cada extremidad,
su paso elástico no mueve el aire.
Mis ojos oscuros envenenan de amor.
De un zarpazo te  arranco  el corazón.
Paciente espero  a la  presa
No te confíes amor.
No te confíes.

La pantera descansó largo tiempo.
Despertó , poderosa.
Su esplendor quita el aliento.
Mis  ojos oscuros envenenan de amor.
De un  zarpazo  arranco tu  corazón..
Ten cuidado , amor, 
ten cuidado.

Huye pronto, amor
Huye,  tú  eres la presa.
No quiero lanzar puñales con los ojos,
envenenarte de mi amor.
Son mis extremidades , 
largas piernas de bailarina,
Mis brazos, alas poderosas
Al primer viento emprendo vuelo. 
Ave libre, más que ninguna
Azul es mi cielo
visto  soles radiantes
 y dulce  es  la piel que me habita 

Mareas altas azotan mi playa
y zozobro en invierno. 


Más, no se confíen.
Con los ojos devoro y enamoro.
Soy leona , de garras afiladas,
de un rugido desarmo aplomos. 
Defiendo a mis poetas
con uñas y dientes.  

Aquellos son de  mi especie.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Ha de llegar el tiempo de la siembra ,
Nada cosecharás si no riegas las semillas,
con esfuerzo , paciencia y celo,  día a día 
hasta  sudar la camisa.

Ha de llegar el tiempo de los libros.
Leerás  desde los clásicos hasta los comícs.
Vuelca tus horas mejores en la lectura.
Una vez cultivado, recién podrás escribir.

Ha de llegar el tiempo del estudio.
Aprende aquello que te  apasione  y sé la mejor.
Sea ciencias o letras , bucea en el conocimiento.
Así serás libre ,  plena, dueña de tu propio destino

Ha de llegar el tiempo del amor.
Si tu alma es blanca y pura, amarás a los poetas.
Si el dinero es importante busca a los  banqueros.
El alma sensible tiende al amor romántico.
No mires la cara, el cuerpo, mira el corazón
Observa, escoge con cuidado.
No te vayas con el primer amor.

En todos los casos,
Ataca el estudio, el amor,la siembra con locura y pasión.
Arriesga, atrévete, supérate cada día.
Imprime  amor, intensidad  a cada cosa que emprendas.
Vuela ,sé audaz, no vaciles, decide y obra. 

La serenidad  y la satisfacción te acompañarán el resto de tus días.
5 líneas  alivian la opresión  en el pecho.
2 pupilas reflejan el paisaje nocturno.
Ojeras oscuras   por caminar antes  de la aurora.
500 pasos  acercan a  mi templo.
3 horas me derramo en salitre.
10 músculos trabajo por día .

5 líneas alivian  la opresión en el pecho.
20 libros son mis amores.
2 mis favoritos : 
1.- Rayuela  y " El perseguidor"
2.- "Cien años de soledad " mi pasión
Algunas veces creí  ser  La Maga.
Mi esposo 2  era tal  como el perseguidor.
3  libros de poesía en mi haber.
1 relato sobre mujeres libres.
Esta tarde estoy especialmente feliz. 

5 líneas alivian la opresión en el pecho
1 mundo particular.
Small ,mi talla.
1.70 m de estatura
3 pasiones confesas.
La poesía, las pesas, los poetas.
1  matrimonio estable.
3 divertidos, peligrosos, aburridos  ex esposos.
Esta tarde estoy  especialmente feliz.

5 líneas alivian la opresión en el pecho.
Me fascinan la cultura  gitana y el circo.
 Escribiré una  historia sobre ellos.
Esta tarde  estoy especialmente feliz.

1 caricia de mis manos  tibias  a mi joven poeta lejano.
El poema erótico de ayer.
Se deben callar ciertos asuntos.
pero queman mis manos por su tacto .
En el amor soy una hoguera,
llamas altas me consumen cuando amo
como amo.

Esta tarde estoy especialmente feliz. 

jueves, 14 de noviembre de 2013

Recorre la trenza de músculos,
articula mi cuerpo con tus manos de ave,
con los dedos muy suaves , 
los nervios sensibles, 
filigranas  de plata. 
Derrama tus lágrimas sobre la piel herida.
Calla, no preguntes, sigue.
Aletea , suspira , sopla  las brasas de la hoguera,
mudo, 
las palabras  distraen.
Siente mi peso leve sobre tu espalda.
Mis uñas en tu carne.
No grites.
Quiero saborear la sal de tu  piel,
a mi antojo.
Ahora tú eres el preso,
atado a mi deseo 
hasta cuando 
yo decida.
239  músculos trenzan mi cuerpo.
300 gramos de piel amoratada por  golpes antiguos, heridas varias.
Frágiles nervios  de filigrana de plata me recorren.
5 kilos por cada pierna de bailarina.
110 gramos , el rostro curtido en mil batallas.
En el pecho arde el alma.

239 músculos trenzan mi cuerpo.
Frágiles nervios de filigrana de plata me recorren.
2 kilos de  brazos estirados , alas de ave.
Ingrávido,  mi cuerpo cuando emprendo vuelo .
Impávidos, mis ojos ante la belleza.
Cálida , la amistad.
En el pecho arde el alma .
  
239 músculos trenzan mi cuerpo.
Frágiles nervios de filigrana de plata me recorren.
1 kilo , cada  mano de poeta.
Un torrente de sangre revolucionaria  .
Un litro de salitre derramo emocionada.
La cabeza gobernada por pasiones,
La mente, algo trastornada .
En el pecho arde el  alma .
Una hoguera en llamaradas,
 me consume
cuando amo como yo amo.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Ante el umbral de diciembre
voraces compradores colman las tiendas,
billete en mano,  arrasan sin mirar
Truenan villancicos , brilla la escarcha falsa.
Ellos cargan bolsas inmensas ,
de peso superior a sus fuerzas.
A más grande el regalo, el  cariño es mayor.
Les han hecho creer.

Ante el umbral de diciembre,
por estos lares es verano.
Las tiendas lucen  nieve de splenda, bombillas de colores.
Papá Noeles gigantes, nieve de algodón así estimulan la compulsión del consumo. 
Truenan villancicos   , entran en estampida
Tarjeta en mano arrasan,  pagan con dinero de mentira.
Asumen deudas gigantes , superiores a sus ingresos.
A más costoso el regalo,  mayor  el amor 
Les han hecho creer.

Ante el umbral de diciembre,
Las calles se colman de multitudes  vociferantes,  no son gente. 
El tráfico es una guerra   de carros agresivos, violentos.
Todo es desmesurado, los falsos pinos navideños  ,
 las bocinas, los accidentes, los ebrios.
La cantidad de comida , los panetones.


Duele mucho lo fausto , el escándalo de la abundancia
 frente a aquellos  niños, las manos estiradas,
sus ojos tristes, en las vidrieras.
Sin  comprender por  qué  algunos tienen.
Ellos, no.
Aún el frío entumezca tus manos,
el cielo sea pardo,
no brille el sol,
en tu pecho arde el fuego,
has de  sembrar poesía.
  
Aún los dedos sangren,
 heridas como llagas de puro escribir.
o no sientas ganas ,
Es cuando más debes sembrar poesía.
El fuego ardiente guiará tu creación.
  
Aún el alma en pedazos ,
hundida en la más profunda tristeza ,
sin dinero, con dolor o impedida,
en el alma arde en el pecho
has de   sembrar poesía .
 Si  siembras  veinte poemas al día,
las manos agarrotadas, 
quizás uno de ellos , sea bueno,
florecerá un poema como una flor.  


Cada día de tus vida vencerás al horror,

con el fuego de tu alma.
Expulsarás demonios,
Echarás fuera a aquellos espíritus
que te acosan,
alcanzarás la  serenidad,
con poesía.


Si el fuego arde en tu pecho , hasta el final de tus días,

como ha de arder,
habrás sembrado un jardín de flores.
Un libro , tras otro,
habrás ardido , 
consumido, vivido en poesía.
En plenitud.

martes, 12 de noviembre de 2013

Hube de caminar sobre brasas ardientes,
los pies descalzos,
arañar  con las uñas , paredes de yeso
sentir  en mi carne el frío de las noches.
Extraviarme  en  los círculos de Dante ,
bajar a los inframundos ,
para calmar mi sed por conocer el mundo real.

Yo, habitante  de un palacio
vagaba por calles sucias ,
y me confundía entre los miserables,
bebía con ellos  de una misma botella.
Aprendí  su lengua sencilla, sin hipocresías
poetas de modales hoscos y francos,
eramos ya una misma familia. 
Conocí la oscuridad y el delirio.
  
No se es poeta si no conoces  de esquina,
de barrio, de música popular, de hedores a orín
Si no bailaste nunca en la azotea de un conjunto vecinal
hasta el alba , no sabes de fantasía,  de estrellas.
La belleza de la poesía se descubre en las auroras, 
en la alegría de las  fiestas populares , en la  libertad.

En mi pecho ardía un fuego inexplicable,
En  la calle encontré la poesía  transfigurada en mil luces.

Me faltan los versos para cantar a la belleza de lo marginal

lunes, 11 de noviembre de 2013

Vamos poeta , 
los caminos se abren, convergen, 
envueltas en la nebulosa, 
nos perderemos en la inmensidad del cielo.
Al viento,echaremos  nuestros nombres.
así nos    borraremos de las memorias. 
Al olvido, los malos amores,
cenizas ardientes  sobre ellos.
Apostada en la carretera, te hallaré
la cabellera al viento,
entre las manos un girasol.
Emprenderemos la marcha 
embebidas  en sueños
  hacia un rumbo incierto.
Una a una caerán las penas,  
como  gotas de lluvia fresca, 
sobre nuestros cuerpos desnudos.
Seremos   ligeras, risueñas, , niñas.
Descubriremos  el mundo 
en demencia pura,
con la piel
y los instintos.
Somos almas , 
ingrávidas, incoloras, invisibles.
Espíritus rebeldes , indomables.
Volamos, , surcamos mares.
No sabemos  de límites,  ni fronteras
 de obstáculos  ni horizontes.
Nos guían  la brisa , las nubes y el sol.
 Vamos por la libertad ,
 la poesía y el arte, 
en  pos de la  pureza prístina  
de un ser,
un único.
 Al menos.




He de escapar de esta atmósfera enrarecida,
abrir las ventanas,
ventilar mi casa.
El  temor   fluye por las paredes porosas,
se inocula en mi sangre .
ensucia de hollín mis muebles.
Huir pronto antes que me ates a la  pata de  la cama.


He de escapar de esta atmósfera enrarecida 
abrir las ventanas,
ventilar mi casa..
Esta vez se conjugan el horror, el temor y la decepción.
Artillería pesada contra un solo cuerpo.
Huir ir pronto me esperan tareas arduas.
No quiero estar hoy atada a la pata de la cama.

He de escapar de esta atmósfera enrarecida,
abrir las ventanas
ventilar mi casa

Salto   con tu voz de trueno.
No terminas de llegar y ya temo.
He de laborar , vender mis libros, preparar el recital
Huir antes que me ates a la pata de la cama.

Sea  una estatua de hielo,
paralizada, temerosa,  inconmovible,  
sin sonrisa ni risa.
Atada a la pata de tu cama.
Velo tu sueño inquieto, mi niño bueno,
dónde quedaron los meses de cura,
 las medicinas prohibidas,
aquellas son  zozobra pura,
 colman mi pecho de lágrimas.

Velo tu sueño inquieto, mi niño bueno.
Qué ocurre,  tan solo salir de la cura
y se olvidaron las promesas,
 vuelves preso  del veneno.
No sabes acaso , mis días son lucha
Cargas sobre mi frágil cuerpo  un peso mayor.

Velo tu sueño inquieto, mi niño bueno.
Dónde quedaron los largos meses de cura
dónde los juramentos?,
El sueño se desvaneció  .
Mi día es zozobra pura
Hinco rodillas, 
elevo las manos al cielo.

Eres esclavo, dependiente eterno 
No quieres luchar.
Un dos, tres, camino mi calle antes de la aurora.
He de vencer la mordedura del miedo,
las garras del horror, mi enemigo eterno y diario.
Una semana ardua, compromisos postergados.
El deber gobierna mis pasos , 
No puedo huir.

Un dos, tres,  camino mis calles antes del alba.
Al horror lo conozco, es mi enemigo diario y eterno.
Sé de sus mañas, la lucha cotidiana,
He de ponerme en pié estoica , patear fuerte  al temor nuevo,
ese que vive en los ojos de cada mortal.
No puedo continuar escondida .

Un , dos, tres, me acerco a mi destino.
Al horror lo vencí con mi lanza,  apenas lo encontré.
El temor nuevo  hiere mis nervios con un punzón.
Me  atormenta  , desde aquél día.
He de aprender a domar a la fiera.
Continuar  , me espera mucho por hacer.

El temor se diluirá con el sol.
Borrará  el miedo empozado  en los ojos ajenos.
Al horror, lo apuñalo o me apuñala. sin horario, ni descanso
Aquél es un enemigo mayor.
Camina , respira , come  cada día de mi vida.

A vencer el día , me espera mucho por hacer.

A ganarle al día, al horrror, al temor.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Cuatro cuchilladas,  fueron cuatro .
60 metros  entre mi casa y el local.
Un zurcido en punto cruz.
Una ampolla para dormir
 No alivia  el susto menos el dolor.
  
Cuatro cuchilladas, fueron cuatro.
60 pasos metros entre entre mi casa y el local.
Un zurcido en punto cruz.
Una ampolla para el sueño.
Un  estallido de violencia estremece esta  ciudad gris.

Cómo no huir del horror de mi mente, 
la zozobra  de la angustia,
guardarme  a cal y canto,
si los seres son violentos y matan por un botín?

  No  sé qué  terror  hiere más. 
El horror creado por mi mente,
aquél que aprieta  mi garganta,
seca mi boca y me ovilla contra la pared ?
O aquellos seres que caminan tus mismas calles,
los ojos viscosos buscando  ávidos un  botín.
  
A ambos les temo , ambos son pavor.
Me  guardo entre mis libros,
mis poemas y el silencio.
En mi soledad vive la paz.



Ha de llegar el día los dementes seamos considerados enfermos , no molestia.
Los enfermos requieren cuidados no desprecio.
Todos laboramos, creamos, reímos y soñamos .
Somos humanos como ustedes pero a veces vemos fantasmas. 

Ha de llegar el día, los dementes seamos considerados pacientes  no despojos.
Necesitamos medicación , médicos , y amor a raudales.
Nuestra alma es pura , carecemos de malicia , somos ingenuos hasta la tontería.
Somos humanos como ustedes pero la mente nos juega malas pasadas .
  
Ha de llegar el día los dementes seamos considerado seres dignos, no despreciables.
No  nos escondan , ni nos juzguen, ni nos nieguen.  
No nos destierren a la sombra, la carencia, ,  la sospecha y la verguenza.
Sufrimos en carne viva,  el desprecio, sus suspicacias, la desconfianza,
con todo ello vivimos y así  escribimos , pintamos o gritamos cuando la crisis estalla.
  
Aún el horror nos siga los pasos,
nos atrape  con sus garras y muerda la piel,  
día a día de nuestras vidas,
estamos en pie, combatimos, 
Como todos ustedes .
60 pasos solo 60 separan mi casa del local.
Uno a uno los  he contado, 
entre dientes una oración.
Mi cuerpo se estremece al pisar la calle.


60 pasos solo 60 separan mi casa del local.
Aquel pacífico sitio donde vive el hurto.
entre dientes una oración.
Mi cuerpo  tiembla en ramalazos.
Mi estómago , sin control.

60 pasos solo 60 separan mi casa del local.
Aquél sitio níveo y puro alberga al ladrón.
Entre dientes una oración. 
Es mi cuerpo frágil presa de los recuerdos.
Tres puñaladas hirieron mi espalda, fueron tres.


Vuelvo a casa sin aliento, apoyada en las paredes.
Me guardo entre mis  libros, mis poemas, mi calma soledad.

Hasta mañana a  ganarle a la aurora, 
entre el silencio y la oscuridad duerme  el peligro .

sábado, 9 de noviembre de 2013

Tres cuchilladas hirieron mi espalda
Una punta filosa  doblegó mi valor.
Entregué el botín sin decir mu.
El silencio envolvió la  fuga, el hurto y al ladrón. 

Tres cuchilladas hirieron mi  espalda. 
Una punta filosa  doblegó mi cuerpo.
Un sudor frío lo cubrió.
El silencio envolvió la fuga , el hurto y al ladrón.

Tres cuchilladas hirieron  mi espalda.
Una punta filosa arrebató mi paga.
No era una suma cuantiosa
Era mía a pagar un regalo, un parto .
Tres puntos me cosieron en la herida.
En silencio absoluto  resistí el dolor.