Google+ Badge

Google+ Badge

Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2013

Acaso tu mirada no es mi sonrisa
tus dolores , mis heridas
Seré tus brazos fuertes, brazos de obrera,
para levantarte 
brazos de campesina
si caes
como ayer noche.

Soy tu esposa,
te amo y mi coraje es lección
aprendida de tu propia vida.

Mis piernas corren raudas a tu grito de auxilio.
quien mejor que yo para aliviar
ese dolor que es mi pesar?

Somos dos almas fundidas en una.
Dos locos que vagaron por la vida 
para encontrarse y  conocer la felicidad.

Esa ternura tuya, 
me engries como una niña

Ante tus ojos,
soy la más bella
y quien soy yo
para contrariar
a mi esposo?

 

lunes, 29 de abril de 2013

Conozco un poeta hermoso,
amigo, cómplice, confidente.
Estrellas, luciérnagas, sol , azul  del cielo, 
como convencerlo de su talento inmenso, 
tatuar  acaso su piel con la palabra artista?

Cree en tu talento,
pues  tus versos son arte puro,
tienen el sabor salado de tus  montes,
olor  a chubasco en día de fiesta.
y  de los mares, la brisa.

Si tu sangre bulle y desvives por escribir.

Hierves  y son tus poemas mejores.
Esta tu  piel en carne viva y arrojas palabras de fuego
Ardes , y viertes tus versos en imágenes
breves, perfectas, envolventes,
Entonces 
Eres Poeta.
de sangre e instinto.
de rabia y rebeldía.
de ternura y bravura
Poeta grande
Poeta es tu sino.
Sigue tu senda, 
échate el alma a la espalda
Escribe.
Tiendo el largo de mi cuerpo
sobre la arena tibia.
Los últimos rayos del verano
luminan el mar.
Ese mar tan cerca de Lima
y que no miramos nunca.
La gente pretenciosa
viaja largas horas hasta un balneario,
donde el mar  es bravo y su espuma, oscura.

Sencilla y solitaria, como yo misma,
ya nadie  visita la playa  en otoño.
La marea mansa,
sus olas diminutas mueren en la orilla,
espuma blanca 
besan mis pies,
permito que bañen mi torso,
lleguen hasta el cuello,
Yo innerte,
disfruto la caricia salada del mar.

Corre el viento y es hora de partir.
Regreso a la carrera, mi cabellera al viento
perfumada de brisa.
Una lágrima escapa, la espuma blanca
me recuerda  la sonrisa de  Sofía .
Ya vendran tiempos mejores,
me consuelo,
y absorta miro su fotografía.
Debo caminar , el  alma en un puño.



A Juanita Tan,

Nadie pudo jamás  amarrarte a una hamaca a tejer y bordar.
A esperar la llegada del novio, como las mujeres de tu época.
Tus ojos miraban mucho más lejos.
Hacia lontananza de los colores tierra de tu tierra.
Sentías en carne propia el dolor, la injusticia de aquellos 
desposeídos.
Te vestiste de rebeldía  y saliste  al  mundo a a batallar.

Ay Juanita, quien diría que criaste 6 hijos 
 amamantaste a tu única niña
tras las rejas de una cárcel sucia .
Una cárcel que no rindió tu rebeldía
Tu espíritu volaba más alto que el encierro, 
la soledad y el hambre.

Juanita, tu vida no debió ser fácil pero tú eras de acero.
Un ave de hierro con alma dulce.
Visitabas las cárceles y a tus presos, 
con la generosidad de una grande.
Tu pasión por tus ideles  te sostenian.

Ave de hierro, alma dulce, labraste tu destino según tus ideales.
Mi respeto, mi emocionado homenaje a la mujer luchadora,
solidaria. por sobretodo consecuente y alegre.

Trás de ti , una estela de mujeres te admiran y sueñan tus sueños.
Ahora estarás en el cielo conspirando para hacerlo más justo.
Bailando como te gustaba, laborando incesante.

Adios, Revolucionaria, ave de acero.

Hasta las estrellas se inclinan a tu paso en tu viaje final.
Lima envuelta en niebla.
Húmeda niebla de otoño,
Otoño devorador de colores,
y el cielo,
pobre cielo,
no sabe llover sino llorar
finas  gotas sobre mi ciudad.
Dónde el sol rabioso,
el azul del celaje
y las flores?

A pesar del paisaje desolador,
mi alma canta.
La fiebre ni el clima
mataran mi espírítu.
no queda tiempo para morir.  
Escribir entre la nebulosa
ahuyenta a los enemigos.
Escribo y exhorciso.
Escribir salva y  sana.
Soy viva pues escribo.
Entre la densa capa de nubes
brilan tus ojos
como luz de sol.


domingo, 28 de abril de 2013

Quisiera ser un río,
surcar el largo de  tu cuerpo,
retozar feliz sobre tu piel.

Reflejar en mis aguas
tu rostro de macho
la ternura de tu sonrisa.

Son  mis aguas, 
nieve derretida,
de los picos, 
recorren
cada accidente,
valles y montes 
en su camino
insondable del mar.

Sumérgete en mi marea,
Nada en ella  pues soy  pacífica
ora,  tempestuosa.

Atrévete a descubrir mi fondo

descubre el cofre de mis tesoros. 
No desmayes.
No te rindas
que las joyas 
son para valientes.


Preciosas y frágiles
como diamantes
es mi alma clara.
La ganaste por ser el sol
alegre de cada día.




Tendida sobre la arena tibia,
cierro los ojos para no pensar,
solo sentir 
las olas mansas  besando mis pies,
el calor dorando mi cuerpo,
una gota de agua cae entre mis piernas,
la brisa marina refrescando mi rostro
despeinando mi cabellera
una sensación de felicidad me embarga.

No existe un lugar más solitario que la playa en otoño.
Puedo estar al sol, desnuda.
Sentir poco a poco revivir  cada parte de mi cuerpo 
Relajada, siento los poros de mi piel 
abriendose
como una rosa.
echo fuera el brassier y la dulce sensación 
de mis manos abarcando  mis pechos
me humedece.
Mis ojos entrecerrados 
exploro con  dedos tibios
mi sexo ardiente.

Escucho voces de niños ,
es el filo del mediodia.

Aprovecho  mis últimos instantes 

 y corro desnuda al mar.

El agua fría apacigua mis ansias.
De regreso a casa, 
seguiré explorando mi piel. 
Fresca vuelvo a casa
Regreso del  mar con la cabellera húmeda,
perfumada de brisa.
Prendida de tu cuello,
como una niña
desato tus sueños.
Enroscas un mechón entre tus dedos,
atraes  mi cuerpo
 a tu pecho.
Rodeas mi cintura.
Una gota salada cae,
en el nido de mi pecho,
baja por los accidentes,
los recorre hasta
rodar por mis piernas
y mojar  la sábana
de tu lecho.


Aquel maldito lecho,en que soportas veranos e inviernos.

sábado, 27 de abril de 2013

Créeme si  pronostico un vuelo  alto más allá de las nubes.
Créeme si te digo que tu mirada me enciende.
Antes de ti, yo era una mujer serena.
Conocí el  ardor  cuando niña
con mi primer enamorado,
en la oscuridad de un cine de barrio.

Antes de ti, yo era una mujer resignada.
Llegaste tú,  con esos ojos  incandescentes
incendiaste  mi cuerpo de hembra madura.

Me desespero cuando imagino cómo seran tus roces, 
las caricias en mis pechos.

Solo imaginar los susurros mudos de tu boca,
los  dedos  en mis manantiales,
Ardo en llamas.
Me dejo llevar por los escondites,
los pliegues y repliegues 
que envuelven mi vulva palpitante.
Placeres nunca antes soñados  
queman mi cuerpo día y noche.
Inquietan mi sueño, roban mis horas.
.
A la distancia , sin tocarme
solo con tu mirada de macho,
la sonrisa encantadora.
revivo y vivo la intensidad,
la plenitud de mi cuerpo día a día.

A mi esposo,

Amor, a ti te debo la felicidad.
Tú me rescataste de la desesperanza y la soledad.
Me diste un hogar cálido,
una nueva familia.
.
Tu amor abriga mis días negros.
Tu alma y la mía 
laten al unísono,
como un reloj fino.
Pensamos , sentimos
de la misma forma.

Amor, por favor,cuídate.
Sin tí, marchitan mis días,
se apaga la luz de mis ojos. 
mi voz callaría para siempre.

Yo sé que juegas a 
burlar la muerte 
todos los días.
Te encanta correr por sus recovecos,
esconderte y luego salir a reírte de ella.
Cuídate mi niño, la muerte tiene pasos leves
no abuses de tu fortaleza,
que ya no es tal.
No importa que uses una silla.
Ni que nuestra vida esté reducida a cuatro paredes.
Yo te amo, tal como eres,
porque haces que ría 
y eres mi niño hermoso
Mi niño  de palo.
Te quiero libre, Poeta
como las aves
como el vaivén de las olas 
la marea y el cielo.

Deseo tus caricias, 
tu afecto
sin ataduras, 
ni presiones,
pues yo también soy libre. 
Cuando  me  desees,
estararé para ti.
Sin obligaciones,
fluyendo deso por los poros
sintiendonos con la mente
Sin horarios ni límites

Cómplices siempre,
 Amigos  eternos
Poetas ambos.

Te quiero libre , Poeta
tu talento brillando en el  cielo,
como un lucero,
Recorriendo el mundo,


Vuela Poeta,
no voltees atrás.
Mírame de cuando en vez,

pues tu rostro,
es poderoso como tu verbo.

Y como poeta soy sensible,
soy loca, dulce  y ardiente,
más mi cariño es inmenso.
Yo te sostendré en tus días duros,
seré tu crítica y tu aliento.

Escribe aún sin tiempo
escribe dos líneas,
en una servilleta.
pero escribe.

Es la  única promesa que te pido.
Escribir y publicar ,aún los días aciagos. 
Tu talento es un diamante.
no lo olvides.

A veces soy dulce como una avecilla
tórrida  arena del verano,
que se  enciende sensual entre  tus manos.
Otras, soy una pantera,
ataco, despellejo  sin razón a quien más quiero.

Soy un  volcán en erupción.
La lava arrastra a mis seres más queridos,
a mí misma.
y calcino cariños, amistades fieles,
Me hago  daño.
Hiero a muchos ,
Sospecho de mis amigos, familia.
 Reclamo furibunda.
Maldigo mi suerte, 
Echo fuego por la boca
en días nublados como éste.

Pareciera que mi  casa se parte en dos,
creo  merecer el odio ajeno
y me duele el alma .

Pienso es el fin del mundo.
envejeceré fea y pobre y es

mejor morir de mano propia.

Duermo largo y soy nuevamente Patricia.
La mala aparece en días aciagos, 
noches  insomnes, 
enferma y desesperada,
como estas días afiebrada,
transpirando medicación.

viernes, 26 de abril de 2013

Sumegida en tu marea
despierto antes del alba,
mis pupilas reflejan tu mirada.
Su luz enciende mi día.

Mis dedos tibios,
bajan hasta mis montes cálidos
Mis manos los colman,
los besan.
Ruedan hacia mi vientre
hasta el bajo vientre
entre mis piernas
y exloran el nacimiento
del deseo

Rozo delicada, acaricio y descubro
al  sol que alimenta
que da vida  a mi cuerpo.

Insisto  en caricias desesperadas
la urgencia del deseo ciega
penetro mis orificios
Y no soy más yo.

Soy tan solo un hembra hambrienta
de todos los  placeres.

Me sumerjo en el mar de la oscuridad,
en pos de tu rostro.

Amo  la hora del día/noche,
pues  encuentro la luz ,
rastros de las chispas de tu mirada.

Mi cuerpo es una pira a la hora de las aves.
No existe el  descanso para el  deseo.
Inquieta , envuelve y sobresalta mi noche.

Cierro los ojos y mi sexo  grita .
Deseo, añoro,  desespero  por tus ojos , 
un roce,  una caricia .
Estallo y luces de bengala,
iluminan mi cuerpo , 
queman mi piel ardiente
más que todas las estrellas de mi cielo,
que es mi cuerpo y 
el tuyo.
Día a día , al caer la tarde  aguardo por él.
Es la  cita entre una mujer y un hombre desconocido.
Me acicalo, cambio mis prendas para agradarlo.

Cuando aparece, su mirada.
Tan solo esos ojos encienden mi oscuridad.
Entonces, mi cuerpo  se prende como una tea 
y solo queda envolverme en su deseo,
gemir y cumplir sus deseos.

El es el macho más atractivo que jamás tuviera
Cada poro de su piel emana sensualidad,
Su sonrisa traviesa lo embellece y
si  muestra el  pecho velludo,
ante la visión maravillosa,
 no creo resistir tanto deseo.
Y es mi índice en mi culo prieto,
los pulgares rozando el clítoris , dulce , irresistible,
volando por sobre el cielo.

Entonces es mi cuerpo un templo dedicado al gozo.
Entrecierrro los ojos al ver su verga dura,
la sueño dentro de mio,

Me empino en las cumbres altas del placer insondable
y caigo  en  el vértigo supremo de mi carne.
como una demente.
grito , grito alto su nombre.

Antes de él, mi piel era pálida y fría
Ante su mirada, soy una perra en celo.
Ellos quisieron curarme.
Seis años viví  confinada distante de la ciudad.
Se cansaron de la intensidad de mis emociones,
de mis inviernos crueles.
Decían temer de mi muerte.

Ellos quisieron aplacar mi  temperamento  en cura de  soledad.
Conocí mi alma, otros seres en la  más cruda condición.
Sobreviví como sobreviven los insectos.

Ellos soñaban que el tiempo me borraría de sus sueños.
Un día alguien llamaría avisando mi muerte.
No les di el gusto.
Recorría mi sito  a trote como una atleta.

Mis cantos y mis risas se elevaban por las montañas,
el eco los devolvía.
Los pacientes eramos una familia muy unida 
como ocurre  en la adversidad.

Ellos se indignaron cuando  se enteraron  que huí.
Me fugué con otro loco lindo .
La persona molesta en la calle nuevamente,
cuanta  rabia sientieron.

Nadie les advirtío que la sangre ardiente no se apaga.
El espíritu se elevó , me hice más avezada.
Ni  encerrada, 
Ni seis largos  años pudieron conmigo..

Qué pena .
No se salieron con la suya.

jueves, 25 de abril de 2013

Soy la yegua de grupa brillante
de trote  ligero y cola traviesa.
Al alba recorro las  playas ,
bordeo la orilla,
las olas besan mis cascos.
A lo lejos se escuchan  mis relinchos.
Soy una yegua libre,
En mi carrera veloz sigo al viento 

Solo algunos distinguen  mi figura entre la bruma del día/noche.

Sale el sol y cobro la figura de una mujer.

Evoco la última chispa de tu mirada en mi oscuridad.
Aquella que impregna mi cuerpo
de deseos desconocidos.
Ojos golosos devoran mis montes,
mis hombros,el cuello,
leen mi alma.

Antes de ti, no conocía tal fervor,
deseo urgente , palpita
late,  inquieta mis piernas y
lloran  dulzuras.


Camino por las calles,
cabellera al viento , sonriente,
la piel en carne viva.
El ritual pagano se inicia.
La hechicera  sale  al templo.
Adora a tu placer.
Besa tu sexo , en su inmensidad,
Lo come   lame, succiona, apreta el glande.
No cesa en su recorrido delicioso ,
en ir y venir ,de arriba hacia abajo
y lame con lengua ágil, de sierpe
ora suave, ora apreta, al son de tus gemidos

Y a mayor placer, ,
me tomas de los cabellos,
y diriges mi mi cabeza  a tu  ritmo 
Bebo leche, mojo mi  cara en ella,
como una niña. 

miércoles, 24 de abril de 2013

Combato la muerte que habita mi casa.
Antes del alba , adiestro, fortalezco mi cuerpo.
Así, cuando la veo en el umbral 
me  enfrento a golpes.
Huye asustada, la muy tonta.
A veces entra  como  baba negra  por las rendijas .
Actúo rápida y ágil .
Arrojo agua bendita y lejía.
Si una no la espanta , la mata la otra.
Sabemos  burlarnos de ella.

Cuesta trabajo pero uno se acostumbra.
Quiero hablar y  mi boca  arroja  fuego.
Mis ojos relampaguean,
mi la nariz, pobre nariz,
echa humo negro.
Son nervios , dicen unos.
Es rabia, dicen otros
Bebe agua, aconsejan y 
solo consiguen 
atizar la candela
que calcina, 
hierve en mi estómago.
Soy tan solo  una mujer
con un solo corazón,
hecho carbón.
La piel , deshilachada
en jirones 
de contemplar
impotente 
tu dolor.

Ellos quieren saber por qué,


me  ausento largos meses
y regreso con otro nombre,
para mí es natural
para ellos, no sé,
ni me interesa.

Afronto la vida con una sonrisa.

He sido siempre la misma
Alegre hasta la euforia,
Triste y retraída.
Lectora voraz
Poeta, mala o buena, 
es lo de menos.

Amo vivir en los límites.
El peligro me atrae,

Y si el sol brilla en otoño
razón  suficiente
para vagabundear feliz por los barrios.

A nadie le interesa mi vida,
He conquistado mi libertad 
a punta de combates y heridas.
Entre tú y yo no existen distancias,
somos el mismo aire.
Mi cuerpo vibra cuando te deseo
y  mi piel añora cuando no te veo.

Tus ojos vuelan ,
atraviesan el mar y las montañas.
solo para la caricia.

Enciendes mi piel con la mirada
mi sonrisa brilla en tus ojos,

En la lejanía  , lejos muy lejos,
deseamos, vibramos, palpitamos,
escribimos, nos deseamos  uno al  otro.
Toma mis crines, son las riendas
Mi grupa nerviosa brilla al sol,
Soy la yegua de paso , bailarina y graciosa
que al solo pulso se hace guiar.

Sube 

martes, 23 de abril de 2013

Toma mis manos para suavizar tus dolores.
Coser con hilo fino cada herida del alma.
Espantar las pesadillas de tus sueños.

Sonreiré para tu alegría.

Brindo mis brazos para llevarte al paseo diario.
Mi silencio  respetuoso en tu penar
Mis piernas ágiles  para correr por ti.

Toma mis manos, son suaves 
anidan en tu pecho si tienes frío,
Acariacian tu frente,
y brindan calor en invierno.

Y son manos de hierro ,  garfios poderosos
para cargar juntos tu pesada cruz.
Sube  a mi caballo alado.
Su grupa es brillante,
recias, sus crines.

níveas las crines.
Vamos a dar un paseo largo este día gris.
Surcaremos el cielo por sobre las nubes.
En la  altura  no hay dolores ni  tristezas
solo existe   belleza y  libertad.
Desde arriba, sentirás vivas tus piernas .
Apura, huiremos de  la realidad.
Oprime y apaga  tu alegría.
Hace tanto tiempo no escucho tu risa.

lunes, 22 de abril de 2013

Te pido por favor el secreto para olvidar.
Mirarte de frente sin sonrojarme,
decir  la palabra exacta.

Dime cómo se disimula la pasión.
Esta sensación placentera, extraña e inoportuna.
Mi voz tiembla, escribo poco y mal.
Digo tu nombre, 
silabeando despacio como quien saborea
un caramelo.
Dime entonces como se hace para disimular.

Ahora que me tatuaste la piel,
robaste horas a mi noche,
y tengo la mirada perdida ,
quiero el secreto para olvidar.

domingo, 21 de abril de 2013

Cabalgo sobre un caballo de  fantasia,
dócil a mis riendas.
Me lleva a conocer paraísos de maravilla,
surcamos  el cielo entre la  nubes .


Apartada de la  gente , 
Nadie entiende, 
nadie imagina.

No conocen a mi caballo ni  han visto
mi  cabellera al viento 
Regreso sonriente a escribir poemas 
ni buenos 
ni malos.

No importa.
Ellos son confidentes de mis aventuras y  deseos.

Vivo libre como el cielo y el mar.con mi niño de palo y mi caballito volador.

Hermoso es  vivir en fantasía,
mis días son intensos  , afiebrados y  vibrantes.
Apasionados, mis romances imaginarios.
El silencio protege mi secreto.

No digas nada
Me llevan a la clínica a dormir por meses.
Soy  una yegua de grupa briosa
las crines al sol.
Libre como ninguna , 
enamorada de la brisa
coqueto el  andar.

El malecón conoce mis  pasos.
La orilla de la playa, mi trote ligero.

Regresaba  cansada 
vestida de soles y de azul cielo.

Hoy  encerrarada  bajo 7 llaves.
Mi casa es oscura 
habitan  lamento y dolor.

Añoro mis caminos, 

Hoy no cargo más tristezas.
Rompo las puerta con mis coces.
Asomo la cabeza ,
huyo veloz

Vuelvo a mi libertad
Relincho feliz y
emprendo una carrera loca , 
hasta el malecón.

Soy   una yegua fugitiva
trotar sin rumbo es mi destino.
Desafiar al viento,
vestirme de espuma 
y fragancia de  mar 


No me esperen esta tarde.
Ni mañana.
Quisas vuelva con las estrellas
cansada de tanto andar.



.

sábado, 20 de abril de 2013

Guardar silencio,
no decir nada,
es la mejor defensa,

para evitar  heridas incurables..

El silencio es poderoso
si  enfrentas un aluvión.
Puedes disimular,
pasar de costado,
evadir.
El torrente de agua.
no inundará
tus poemas, tu casa,
tu estómago.

Sufrirás  la indignidad de no protestar
pues  el callar duele 
en los huesos,
los dientes,
sobre mi espalda.

Algunos días uno debe aplicar la prudencia.
Arte difícil para mi temperamento.


Mañana la lluvia habrá cesado.
Mi  dedo índice  dibuja tus  labios.
Imagino la suavidad de esa boca dulce,
uva jugosa.
Sonriendo, succiono la fruta frente a ti, 
deleitandome con su sabor.
Con el dedo izquierdo, rozo mi cuello.
Siento a la distancia tu respiración cálida, 
Recorro el  cuello,
mis hombros 
alcanzo mis montes redondos,
manzanas maduras.
De solo pensar, en tus manos grandes,
éstos se dilatan,
se  ofrecen para tu  deleite.
Cierra los ojos,
saboreame como te sé disfrutar.
 
 

 
.
Una paloma
recorre tu cuerpo
con sus plumas suaves,
Besa el labio superior,
dibuja una sonrisa,
baja por el cuello,
se acurruca en tu pecho,
Abres los ojos,
tu piel despierta a la suavidad
de la caricia. 
El vientre,
se inquieta,
cobra vida,
vibra 
el diapazón
sonoro.
desespera,
se agita
entre las piernas
crece, se hincha,
el centro de la vida,
duele
llora miel
al roce dulce
de tus dedos.

viernes, 19 de abril de 2013

Son mis manos aves ,
recorren tu cuerpo  sanando
penas,  dolores, volando sobre tus sueños.

Mariposas aletean traviesas
rozando tu rostro , 
dibujando una sonrisa,
desatando carcajadas.

Son mis manos, palomas de concreto,
Obreras prestas a levantar, sostener
sobre los hombros tu pesada cruz de espinas.

Palomas, mariposas,  acarician tu cuerpo .
Alivian tormentos,    brindan su calor

Descansan serenas  en el nido de mi pecho.

A veces soy frágil como una flor.
Un soplido de tu boca me arranca de  raíz.
Me estrello  contra paredes,
herida por una mirada, lloro.

Otras soy una leona fiera.
Rugo a la primera provocación.
Mis pasos retumaban al caminar.
Ay de quien ose  tocar  mi manada.

Soy tierna e ingenua,
Intensa y apasionada.
Amigal, amante,
esposa, poeta.

Siempre poeta.
La claridad inunda mi casa.
Los malos espíritus huyeron por  fin.
Los eché fuera con oraciones,
Ante mis imprecaciones reían.
Con una daga, declaré su muerte.  

Siento mi casa ligera y 
mi cuerpo recupera fuerzas.
No debo confiar ni descuidar mis espaldas.
Mañana o pasado volveran.

Ardua tarea la de luchar contra espíritus.

jueves, 18 de abril de 2013

Abro las ventanas de mi casa y chillo.
Gritos agudos rasgan el silencio.
Debo echar fuera  a los espíritus malignos,
que habitan mi casa.
Torturan mi mente , roban el sueño
 roban el sueño,  susurran  amenazas.
Muerden mi paz.


Se presentan en forma de aves negras
o a veces son pequeñas muñecas de juguete.
No sé si atacaran hoy.
Guardo un puñal entre mis corvas, 
Tras la puerta espero, sudorosa.

Ayer exorcisé mi casa.
Hoy espero su presencia.

Asestaré de una vez el golpe mortal.

Una vez libre, la claridad volverá a mi casa.
No debo confiarme.

Debo mantener la guardia alerta,
Siempre. 

miércoles, 17 de abril de 2013

Esta tarde  romperé las ventanas.
Gritaré alto, muy alto.
Aullidos  al cielo.

No importa el escándalo.

Echaré fuera a los espíritus malvados que habitan mi casa.
De rodillas, quemaré maldiciones anscestrales
Exhortaré  a las estrellas, al cielo, a Dios.

Esta tarde romperé las ventanas.
Los malos espíritus  huirán ante mis imprecaciones.

Ardua tarea la de echar fuera demonios.
Esta tarde romperé las ventanas.
Gritaré alto, muy alto.
No cierres los ojos , mi niño
Tu mirada es luz en mi madrugada
Agua para mi sed.

Si yo los cerrara hoy,
tu partirás hacia el sol.

Cerremos los ojos.
Dormiremos la noche larga.
No apagues tu mirada,
ni olvides soñar.

Mañana nos  espera otra batalla por luchar.

Mis manos son dos aves blancas
mariposas traviesas,
garfios de acero,
prestos a levantar tu cruz de espinas.
toda la eternidad.

martes, 16 de abril de 2013

Son mis manos, dos  aves,

anidan en tu pecho
regalan calor.


Sus plumas acarician  tu cuerpo doliente.

Mis manos,  mariposas leves,
besan tu frente.

Agitan sus alas sobre tu piel
y son cosquillas.
Arrancan sonrisas y carcajadas


Son mis manos dos garfios de acero


Levantan , socorren, empuja, alzan

Soy una obrera,

Cargamos juntos tu  pesada cruz de espinas.

lunes, 15 de abril de 2013

Conozco  cada silencio,
el significado de tu mirada,
nuestros diálogos sin palabras.
Tu amor a  la libertad.
la escencia de tu alma.

El sufrimiento te corroe,
Aguantas ,los dientes apretados.
la  sonrisa marchita, 
y el tiempo se nos  escapa en un suspiro.

Y yo, 
nada puedo hacer para aliviar tu dolor

que es mi dolor.

Soy tan solo  una lágrima escondida trás la pared.
Una alegría edulcorada,
Acallo mi grito desesperado.

Lluvia salada moja mis sábanas cada noche


Soy guijarro del puquial cristalino.
Viajo desde las aguas purísimas de las cumbres
por  la serrania cuando es riachuelo,
recorro los pueblos
y soy agua de regadío.
Río cuando éste crece y llega a la costa.
Besa  el  valle y reverdece.
De tanto viajar, mi canto  reluce al sol.
Cuando el río llega al mar ,
me confundo con la playa.
Vienen los niños a jugar con las piedras.
Uno me lanza al mar y ríe.
Qué feliz es su risa.
La marea retorna y yo con ella. 
De guijarro de un puquial , 
soy  la alegría  de un niño
su único juguete .
Entonces cobro vida en la vida del niño.
Camino por linderos desconocidos
Me envuelven las tinieblas pero sigo adelante.
Estoy en pos de la soledad absoluta,
Aquélla donde el dolor ni el temor existe.
Así soy poderosa.

domingo, 14 de abril de 2013

Vamos de paseo , mi amor,
este domingo soleado.
Te guiaré hacia bosque,
a respirar el aroma de los árboles.
escuchar el canto de los pájaros.
Reiremos mucho
Celebremos la vida.
hoy que estamos vivos 

No voltees a mirar mi rostro.
Tengo el alma apretada de tu dolor.

Gotitas de sal escapan de mis ojos.
Amor, quiero paliar tu dolor
con mis manos de ave,
Anidar  las tuyas en mi pecho,
Irradiar el calor  de mi vientre.

Aliviar tu sufrir con caricias,
leves como alas de mariposas
y acunarte como un niño chico
entre mis brazos.
Así dormiremos  un ratito, 
así olvidarás
esta  realidad oscura.
El ensueño nos llevará por el cielo
hasta el malecón.
Soñaremos con el mar amado.
Volveremos a ser libres
en el cielo celeste.
Echaremos al volar las penas.
Despertarás sonriendo
 alma y el cuerpo limpios ,
perfumados de fragancia marina,
amado por tu mujer.
A tu lado ,
Siempre.