Google+ Badge

Google+ Badge

Páginas vistas en total

sábado, 31 de agosto de 2013

 Contemplo mi cuerpo en el espejo.
figura larga,
extremidades de potranca,
cuello de cisne,
rostro risueño.
Mujer de amores,
intensos,
 fugaces,
duraderos,
Amores dañinos,
sinceros,
sensuales.
Amores felices,
 desgarrados.
destructivos.
Amor como el mío
es un sentimiento que brota
del alma,fluye por las venas,
constante, tenaz,
como latidos de un reloj
Aún no me escuches.
O no leas este poema
Yo, estoy  a tu lado,
levantando con mis brazos el madero
de tus agobios .
limpiando el sudor de tu frente,
Sin dudas ni murmuraciones,
soy tu mujer,
Leoncio.
Amor, soñemos lo imposible,
el sol brilla,
tu caminas ligero.
Juntos trotamos a paso breve al malecón.
El viento arrecia.
Caricia de brisa en nuestros rostros.
Trepamos  vigorosos al barranco.
Primero  yo, diestra escaladora
 tú me sigues, luego.
Aférrate de mis brazos.
Desde el pico,
una corriente de viento  nos impulsa hacia el cielo
Volamos  etéreos   entre las nubes ,
las soplamos jugando ,
Motas de  algodones dulces.
Surcarmos vigorosos y avanzamos avezados
hacio lo  alto y luego bajamos en picada.
besamos  el mar de espuma blanca,
como sonrisas de niñas .
Planeamos los barrancos, las quebradas imposibles,
las olas, su romance eterno con la arena.
La playa desierta, la brisa
El cielo es claro, como tus ojos y tu sonrisa nueva.
Vistes?  es el  placer de ser libre ,
el tiempo infinito , la belleza suprema.
Entre el mar y el cielo la libertad existe.
Solo es atreverse a remontar el vuelo.

viernes, 30 de agosto de 2013

Estiro lentamente mis extremidades de potranca.,
alzo mi fino cuello de cisne ,
despliego las alas ,
sacudo febril el polvo del invierno
levantando una polvareda alrededor
A la primera corriente , emprendo vuelo
Al viento, mis alas crecen poderosas,
sobrevuelo  primero sobre  mis malecones
aquellos de belleza pura donde aprendí a amar
Quebradas estrechas ,
de tiempos felices,
cuando la libertad era nuestra,
el tiempo infinito.
Planeo  bajito casi al ras del mar,
me embriago de la brisa y 
el mar,
océano mío
 azul rotundo
bordado de espuma
como sonrisas de niñas,
Las olas aplauden la arena
en un rítmico vaivén.
Retorno a casa ,
el alma henchida,
a esperar el verano.
Mañana volaré más lejos.
Padre mío, que estás en el cielo,
sé que tú curarías
las heridas de mi alma,
si estuvieras a mi lado
sin censuras y sabiamente
 me harías reír y olvidar esta pesadilla.
Hoy mi cuerpo, mi alma claman por ti,
Tú calmabas mis torrentes de llanto
con dulzura exquisita cuando niña
y mis excesos de adulta.
Conocías mi alma como nadie,
,
Tus explicaciones serenas sobre 
este mundo raro,
que no entiendo.
Y tampoco  acepto .
Papi, tú me educaste en la verdad,
me arropaste, sabías que era frágil,
comprendías mi enfermedad.
Te  necesito, Padre.
Necesito ver   tus ojos
remansos verdes de paz.
Hoy soy una muñeca rota,
que no quiere vivir  más
en este mundo falso
de envidias y mentiras.
Me niego a las sonrisas falsas,
a bajar la cabeza ante los ricos,
aquellos parásitos  que hablan solo de compras,
Qué me dices , Papi,  me encuentro contigo hoy?
O aguanto la vida los dientes apretados
como te gustaría.
Te daré gusto, pues me criaste luchadora.
Una yegua de pura sangre.
Desde el cielo miráme orgulloso
pídele a Dios que me fortalezca el espíritu
y pueda ser feliz.
Aves  malignas , ojos transparentes
 rondan a mansalva.
Pobres de ellas,
No saben que mis ojos son puñales,
horadan las cuencas,
disparan alfileres al cuerpo.

Aves malignas, ojos transparentes
Mis alas de acero  , poderoso aleteo
Vuelo a las alturas,
en picada ataco el corazón,
lo devoro sucio y lo escupo.
Lo echo al río
Su ponzoña me repugna.

Aves malignas, ojos transparentes
 rondan a mansalva.
Pobre de ellas.
Vuelen con cuidado,
Mis alas son de acero.
Amor, tú me enseñaste a reír,
curaste mis  heridas de gorrión perdido
Me pusiste en pie,
cuando yo estaba rota.
Olvidé la soledad en tus brazos.
Recordé  amar apasionadamente,
cuando mi corazón era hilachas
y mis ojos salitre puro.
Te debo mi hogar de muñecas
el calor de mis días
una familia nueva.
Cómo no estar contigo
 sentir en mi carne tu dolor
de cristo crucificado.
Acezar con tu respiración pesada,
con tu aliento que se apaga,
llorar contigo ,
llorar sola.
Esposo, yo estaré contigo
 a pesar de tus gritos   de trueno,
de rey destronado,
No importa.
Te amo ,
Cargaré tu cruz ,
el madero que te agobia,
callando,
sonriendo ,
disimulando.
A tu lado ,
como prometimos
hasta que las luces
se apaguen
todo sea noche.
Esposo mío.

jueves, 29 de agosto de 2013

Son mis días arena oxidada entre mis dedos ,
luz que no ilumina,
tristeza que me habita,
árbol seco.
Enredadera apretandome el cuello,
como un collar tatuado
Afixiante 
encierro éste
que tú impones
con una sonrisa.
 Unos gnomos invadieron mi cuerpo ayer noche.   
Ingresaron por los poros,
a roer mis huesos,
romperme los tímpanos
con sus chillidos 
decian , insistían , ordenaban,
Corre al barranco,
 el abismo es hermoso.
Unos gnomos invadieron mi cuerpo ayer noche.
Nadaban en mi torrente sanguíneo,
recorrían mis venas ,
mis húmeros, los tobillos
Ya es hora,
Termina con todo.
Gritaba mi sangre.
Unos gnomos invadieron mi cuerpo ayer noche.
Yo escucho a quien me da la gana.
Tomé unas pinzas.
Escaparon asustados.
No venden sprays  contra gnomos por mi casa.
Cualquier noche retornaran.

miércoles, 28 de agosto de 2013

 Estiro lentamente mis extremidades de potranca.,
alzo mi fino cuello de cisne ,
despliego las alas ,
sacudo febril el polvo del invierno
levantando una polvareda alrededor
A la primera corriente , emprendo vuelo
Al viento, mis alas crecen poderosas,
sobrevuelo  primero sobre  mis malecones
aquellos de belleza pura donde aprendí a amar
Quebradas estrechas ,
de tiempos felices,
cuando la libertad era nuestra,
el tiempo infinito.
Planeo  bajito casi al ras del mar,
me embriago de la brisa y 
el mar,
océano mío
 azul rotundo
bordado de espuma
como sonrisas de niñas,
Las olas aplauden la arena
en un rítmico vaivén.
Retorno a casa ,
el alma henchida,
a esperar el verano.
Mañana volaré más lejos.
 Unas aves  negras atacan mi pecho.
lo pican con fervor,
el medio mismo del corazón.
Aúllo horrorizada.

Unas aves negras atacan mi pecho
En sus picos llevan pedazitos rojos de carne,
los devoran de a poco.
El dolor me paraliza.

Unas aves negras atacan mi pecho.
Pican, hincan, lo saborean hasta hacerme un hueco .
Perdí el corazón.
Me derramo en sangre.

En el pecho hueco guardo el alma,
Las aves no conocen mi escondite.
Limpio mi pecho, lavo el hueco.

Mi alma es material noble,
no se mancha, no se muere.
Abre sus alas como dos palomas
cuando amo como yo te amo. 

martes, 27 de agosto de 2013

Dos puñales cruzan  mi pecho,
Arranco de cuajo el corazón.
Mis manos ensangrentadas.
El alma a salvo.
Una lanza envenenada clavaste en mi pecho.
Con mis  propias manos la arranqué,
Soy inmune a tus pócimas, maldita
bebo sangre al alba,
aúllo  con los lobos.
Mis ojos lanzan puñales
Cuida tu alma,
Hechicera mayor soy.

lunes, 26 de agosto de 2013

Amor ,tus ojos lloran dolores,
cuando  tus pasos ligeros
tu risa atronadora retumbando la casa?

Mi hogar es salitre puro,
y corro tras una  sonrisa de verano,
que me ilumine el alma.

sábado, 24 de agosto de 2013

Miro por la ventana
mi alma es tan pálida
como este cielo traidor.
El decía amarme.
A mis años,
me enamoro de un poeta de sonrisa de verano.
Con tantos años y tantos amroes
cedo siempre a la tentación
de amar muchachos hermosos.

Hoy debería estar celebrando
pero mis ojos son salitre puro.
Me reencuentro con la soledad
mi enemiga,
Mi espantosa realidad.

A mis años
debería haber aprendido:
No ames al primer muchacho 
que te sonría.
Ahora mi rostro es pálido,
mis ojos salitre puro.
Rompiste mi ilusión con una aguja envenenada.
Y el veneno trepa por mi cuerpo,
por cada trozo de mi piel .
hiriendolo, trozando hasta ser llaga.  

Cúando el azul del cielo, cúando el radiante sol.
Mi felicidad?

jueves, 22 de agosto de 2013

No expliques nada.
No insistas .
Tus razones o 
sinrazones.
Me vale 
el brillo de tu sonrisa iluminando la noche,
tu caminata  feliz de regreso a casa 
el  alma ligera , la ilusión renovada.

Suficientes motivos  para mi alegría.

Hace mucho masacraron  mi cuerpo  .
Aquél a quien  que yo  amaba  golpeaba mi piel de muñeca,
noche a noche,  día a día , 
me torturaba sin piedad.
Solo por dinero.

Mi rostro era su blanco favorito.
El decía luego que me curaba a besos.
Yo bebía sus palabras y perdonaba.
Una noche aciaga arrancó mi corazón de cuajo
Lo devoró  con furia y echó mi alma a los perros.


Ahora camino con el pecho cubierto.
así nadie ve el hoyo vacío de mi corazón.
De cuando en vez, 
lo observo y veo que renace una planta hermosa.


miércoles, 21 de agosto de 2013

El invierno es una enredadera de  musgo,
que trepa por mi cuerpo,
desde los pies a la garganta,
hasta la afixia, enemiga feroz.

Es el tormento que hiere mis rodillas
Me condena a  la melancolía
en tardes grises  de lloviznas,
sin luz ni color,

El invierno es una tortura lenta.
Horada día a día mis huesos, la piel,
debilita mis fuerzas, se come mi alma


 Madita estación  cuándo marcharás de una vez.
Cúando el bendito sol, el azul del cielo .
La felicidad.   

lunes, 19 de agosto de 2013

Sería lindo caminar por el centro
tomados  de la mano,

entre la garúa,
sin miedo.

Sentarnos en la sala de mi casa
conversar largo sobre libros y poesía,
ver cine, hablar de mil películas
solos los dos.

Te doy mi secreto: desea intensamente,

Pidamos al universo.
el destino cambiará a  nuestro favor.
Seremos libres.

domingo, 18 de agosto de 2013

Quiero abrazarte cada mañana
Ver pasar la vida a través de tu mirada,
sonreir con tu sonrisa,
hablar horas de horas sobre poesía
Amarnos siempre,
Caminar bajo la llovizna libres
Sabes, eso no es posible.

Nos amaremos a la distancia
bajo el mismo cielo,
cuando se pueda
Nos amaremos.


Susurro bajito un poema
El Cigala se desgarra en un tango
Quiero escribir
Mi mente huyó  lejos trás la mirada de un poeta entre la llovizna.

sábado, 17 de agosto de 2013

Un hombre clavó  un alfiler envenenado en mi piel.
Desde entonces estoy condenada a él.
Atada a su madero ,
por  tiernos poemas
me besa y me doblega
Maleficio de  amor.

Un hombre clavó un alfiler envenenado en mi piel
Desde entonces estoy condenada a él
Atada y sometida
por su sonrisa
Maleficio de amor.

viernes, 16 de agosto de 2013

Un hombre de sonrisa amable  tenía un puñal entre las manos.
Sonreía feliz  mientras depredaba mi bien más preciado.
Despanzurro las almohadas, apuñaló mi colchón.
Nadie vio nada.
Ni una palabra se oyó.

Un hombre de sonrisa amable tenía un puñal entre las manos.
Sonreía feliz mientras embetunaba  mi alfombra.
Ellos dijeron que yo gritaba.
Ni una palabra proferí,

Un hombre de sonrisa amable tenía un puñal entre las manos.
Sonreía feliz mientras me atacaba.
Trozó mis piernas, rasguño mis brazos.
Todo fue silencio.

No te fíes nunca de un hombre de sonrisa amable.
Aquellos que muestran los dientes son los peores.
Los otros, sus cómplices.
Un solo hombre fue capaz de robarme el sueño de dos noches
Ensució con brea la alfombra de mi casa
Despanzurró los almohadones
Tenía la cara amable e indefensa.
Yo confié en él.

Un solo hombre fue capaz de robarme  el sueño de dos  noches.
Se escondió tras su sonrisa de tonto.
Yo recorría los estropicios de mi casa.
La habitación elegante había  mutado en chuiquero
No imaginé un hombre tan sucio

Un solo hombre fue capaz de robarme el sueño de dos  noches.
Hoy restauro mi casa y te recomiento
No confíes en caras amables ni en
Señoritas elegantes que defienden a sus clientes.


Ellos son maestros en sacar provecho.

martes, 13 de agosto de 2013



Me sumerjo en el mar de mi  oscuridad,

en pos de tu rostro.



Amo  la hora del día/noche,

pues  encuentro en  la luz ,

rastros de  tu mirada.


Mi cuerpo es una pira a la hora de las aves.

No existe el descanso para el  deseo.

Inquieta  , envuelve y sobresalta mi noche.



Cierro los ojos y mi vientre  grita.

Deseo, añoro,  desespero  por tus ojos , 

Un  roce,  una caricia .



Estallo y luces de bengala,

Iluminan  mi cuerpo , 

queman mi piel ardiente,

brillantes más que las estrellas

de mi cielo,

que es mi cuerpo y 

el tuyo galopando.





Entre tú y yo no existen distancias,
Somos  el mismo aire.
Mi cuerpo vibra cuando te pienso
y  mi piel añora cuando no te veo.

Tus ojos vuelan,
atraviesan el mar y las montañas.
solo para la caricia.

Enciendes mi piel con la mirada
mi sonrisa brilla en tus ojos,

En la lejanía  , lejos muy lejos,
deseamos, vibramos, palpitamos,
escribimos,
deseamos con furor
la misma piel.

Hace tanto te miro y te deseo .
Tú lo sabes o no .
Eso no es importante.
Quiero  abrazarme a tu espalda de titán
Alcanzar  tu  inmensidad de toro manso.
Medir tu pecho abultado
besar tu  cuello dulcemente
Correr prendida de ti,
lejos , muy lejos de todo.
Corrí mil kilómetros , atravesé avenidas peligrosas de madrugada 
solo para hallar soledad y desconcierto.
Una cicatriz cruza mi rostro de lado a lado.
Tú no la ves,
yo la observo con horror en el espejo cada aurora.

Corrí mil kilómetros, atravesé avenidas peligrosas de madrugada
para desvestir esta piel ajena que me cubre.
Tú no la ves, pero hieres mis huesos y acompaña mis pasos sin mi permiso día a día.

Corrí mil kilómetros, hice amigos , tuve amores y los perdí en el camino,
por esa maldita tristeza que me habita.
No es la cicatriz de mi rostro
ni la piel que me viste 
o las lamentaciones de mis poemas
la oscuridad de mis ojos.

En vano corro pues no puedo huir de la soledad que me habita.
No te enamores nunca de un desconocido
o como dice mi buena amiga y poeta Patti
no hagas migas con un hombre ignorante,
sin mundo, ni calle , sin esquina ni barrio.
Te cortaran el alma con un punzón
y la herida profunda duele, sangra a raudales
Tarda meses en cicatrizar.

El me buscaba desesperado todas las tardes
nos encontrábamos en la medianoche de su país,
No podía dejar de contemplar mis ojos.
Reiámos sin contral, conversábamos sin tregua
hacíamos el amor poseídos de una pasión juvenil,
hechizera.
El fuego de cada encuentro nos fue consumiendo.

Nos amamos tiernamente también, eso lo sé a ciencia cierta.
Era tan dulce, que aún a los meses extraño su sonrisa.
Huyó de mi cuando supo de mis sombras y de mis soles
de mi maldita enfermedad.
Lo perdí una  negra tarde mía en que la tormenta me poseyó,
la furia irracional  que no pudo entender.

Se asustó, lo espanté y huyó.

Son tardes como éstas cuando lo añoro y se me apreta el alma
pero no hay marcha atrás.

O me quieres enferma , o sana o o no me quieres.
Adiós poeta español.

Me extrañarás.

domingo, 11 de agosto de 2013

Hoy decido desprender la tristeza que habita por meses mi alma.
Contemplo mi cuerpo desnudo ,
me armo de valor,
arranco de cuajo cada costra que cubre mi piel.
Cada herida, llada , cada dolor estan marcadas.
Son heridas supuradas, antiguas, nuevas,
recolectadas en dias solitarios
tardes oscuras o malos amores,
Las saco rápido como se arranca el vestido a la hora del amor.
Es tiempo de liberar mis extremidades largas,
la cintura breve.
Poco a poco vuelvo a ver la piel de mis brazos limpios
mi vienter, el bajo vientre
y mis montes redondos
apetecibles frutos de mi tierra.
A medida que limpio mi cuerpo de sus llagas
éste cobra vida,
mis dos soles crecen
y mi vientre vibra y baila.
La piel resplandece.
Desato mis cabellos lustrosos.
A mi alma la curo con ganas y garra.
Fuerte y voluntariosos mi espíritu se levanta
como un volcán a punto de estallar.
Mis ojos brillan
el cuerpo entero canta
se estremece como hace tanto.
Corro a beber la brisa del  malecón
a subir al barranco a mirar las olas romper
como cuando la felicidad era siempre

Y yo te amaba.

sábado, 10 de agosto de 2013

Es la terrible tristeza de invierno.
El cielo de mi casa es turbio y me devora.
No como, no duermo bien
pienso una y otra vez 
en lo fácil de mezclar mis píldoras de colores
e inducirme manso al sueño eterno.
Eso no lo confieso,
pues nadie entiende.

Hasta cuando pasará la vida como un tren y 
yo sin poder apearme.

Maldito invierno
carcomes el ánimo
enfrías las ganas
hieres en el nervio más sensible del alma.
Mis ojos son dos pozos oscuros sin brillo,
las lágrimas empozadaas
y delgada como un cervatillo
frágil y adolororido.

Hoy debo convertirme en leona
aquella cimarroan que de puro coraje
se arma de valor,
se levanta en armas
pues si no es hoy 
es nunca.
Vamos Patricia,
Hoy tienes mucho que sentir
Te esperan libros por escribir
Pasiones para los amores
Vamos, vístete y sonrie.
Al menos por hoy
Sé feliz.

viernes, 9 de agosto de 2013

Quería amar a alguien 
que me cante al oído palabras de amor.
Que sea mío solo por un ratito,
me lea  y hablemos de libros
que nos gusten a ambos.

Construir un nido,
donde guarecernos del frío de estos días.
Así volvería a ser joven y ligera,
traviesa y feliz.

Escapar sabes
de este mundo oscuro
y helado donde sobrevivo
sin vivir.

Quería amor a alguen
que me cante al oído palabras de amor.

No llegas no me hablas, no das noticias.
Era solo un ratito nomás. 
Debo cubrir mi soledad con un abrigo
Es por gusto.
Nada más falso.
Me gusta sumergirme en mi cama
rodeada de libros y poesías al por mayor.
Disfrutar esa libertad de estar sola.
Escribir para drenar las heridas cuando la soledad hiere como
un vidrio mi piel,
a veces o necesito conversar con alguien,
si vale la pena.
Si no, me atrinchero como una gata.
Muestro las garras cuando interrupen la película gitana.

Le temo al invierno, a la calle, a los ruidos de la multitud
a las conversaciones tontas.
Prefiero encerrarme en mi casa y hundirme en la fantasía
de un amor que será o no
La  ilusión es la llama que atiza el fuego estos días.


Me gustan los gitanos,
los videos piratas
Blanca Varela, Jorge Pimentel
Domingo de Ramos,
 entre otros compañeros de  vida.
Y para qué deseo más,
el inmenso Cortázar me espera para hablarme de la Maga,
el tierno Gabo y sus putas tristes
La doliente Pizarnik.
No toquen mi puerta
No abriré.
Estoy hablando con mis escritores,
favor no interrumpir.