Google+ Badge

Google+ Badge

Páginas vistas en total

domingo, 31 de marzo de 2013

A Herlinda Arellano de Vargas, in memoriam

Se nos fue, Herlinda, se nos fue
con las primeras luces partió.
La brisa de la mañana vino a avisar.
Entre sueños escuchaba llorar a sus  hijos, 
a Marcelo, a la multitud que la supo amar.

Se marchó riendo alto como le gustaba,
soñando con su Acombamba añorada.
Se marchó luchando como siempre.
Bailando y celebrando.

Se nos fue, Herlinda, se nos fue
madre, abuela , amiga, esposa amada.
Menuda y alegre.
Nos dejó su risa,su amor.
Se  nos fue un Domingo de Gloria.
Herlinda inolvidable.
La mañana estalla ante mis ojos.
Mi cuerpo grita emocionado.
Solo de recordar, revivo.
Me ofreciste tu rosa púrpura  anhelante, 
palpitando por un roce mío.

Piel suave de hembra ardiente.
Late mi vientre y llora miel.
Mi  piel buscó otra  piel  para celebrar la vida.
Vibramos, gozamos  
entregando  a los sentidos un goze furioso.
Era tu piel  un lienzo de seda a disfrutar.
Yo morí y revivi mil veces.

Vivir  para esperar la noche.
La noche para saciarnos de amor
hembras hambrientas.

 

sábado, 30 de marzo de 2013

Son tus manos
dos aves,
Sus plumas
me recorren dulce
Acarician con sus alas
el largo de mi cuerpo
cada valle,
se detienen
en mis  montes,
las  mesetas vibran
 mi cuerpo late
cobra vida.
Mi vientre canta
llora miel,
desesperado
Es tan intenso el deseo
Me encegueze, 
Pierdo el sentido
y caigo   al abismo
profundo del placer.


Tus manos se deslizan
por mi cuerpo.
Arena fina.
Rodean mi cintura.
Sol ardiente.
Mis aves blancas
se posan en el mar de tu pecho.
Que delicia , Señor, qué delicia.
Se inquietan  las olas
de mi vientre.
Lloran dulzuras,
Qué delicia, Señor qué delicia
Mojas la orilla de mi playa.
Y mis pechos son lunas
redondas como mangos,
duros que devoras.
Qué delicia, Señor , qué delicia.

Me intrigas, poeta.
Tus poemas llenan el alma
pintan sonrisas en mi rostro triste.
Cómo será mirarte ?
Volveré a mi timidez habitual o
fluirá la conversación como suele ser.
Eres el poeta de versos luminosos
de pensamientos brillantes,
quien aún no cree en su gran talento.
 
El amigo a quien cuento secretos,
Confesiones que a nadie  más.
A quien espero día a día para conversar.

Me intrigas, poeta
Cómo seran  tu valle,
los montes  que te rodean,
el bosque al atardecer
cómo seran?

Me intrigas, poeta.

viernes, 29 de marzo de 2013

Esta tarde soleada debe ser celebrada.
Cantar a los árboles y a las flores de mi antigua casa.
Aquellas, que eran el orgullo de mi madre.
El garaje de mi padre, modernizado.
Pensé en la tristeza de ver nuevamente mi hogar. 
La nostalgia se esfumó  y supe que mi hogar es éste.
El tiempo pasa , inexorablemente,
pero me siguen llamando señorita por esas calles.
Pasaré por mi barrio más a menudo, me llamaran señorita 
Yo sonreiré satisfecha. 



Escucho pasos cerca mío.
Es la nebulosa.
Aparece en días oscuros.
Aquella maldita  me  robó un  verano
confundió mis días y
hasta de nombre me hizo cambiar,
me quiere de vuelta.
Lo presiento.

No dejes que entre por la rendija de la puerta.
Es como la niebla .
Parece inofensiva.
Se enrolla en mi cuello y tira y tira hasta doblegarme
Lo envuelve todo, mi casa, mis días, mi vida entera.

Enreda la mente como un ovillo de lana.
Luego juega con él como un gato.
Deja esparcidas tiras de mi  mente sobre el suelo.
Recomponerla es tarea ardua.
Y solo recuerdo  dolor.
Perdí la guerra esa vez.
No podría resistir la batalla otra vez.
Me faltan las fuerzas.

jueves, 28 de marzo de 2013

Ellos quieren saber
si mi vida es fácil
o un mar de lamentos.

Yo vivo mi vida tal como viene
Escribo poemas.
No salgo de noche.

Ellos quieren saber
si tus dolores amenguan,
si caminas,
o vas en silla de rueda.

A nadie le interesa saber 
ni conocer mi  realidad.
No es tema de conversación.
tipo cocktail.

La  información es reservada.
Soy una gaviota 
despertando de 
un sueño profundo.
Sacudo las alas.
Levanto el  cuerpo.
Camino dos o tres pasos.
Respiro profundo para tomar valor.
Emprendo el vuelo.

En el cielo soy tan solo una mancha negra
Aleteo con fuerza y me vuelvo de fuego.
Un ave roja,  cruza el mar.
Prefiero la muerte que vivir sin libertad.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Quisiera ser  tu amante una tarde.
La sonrisa de tu mañana.
La risa, alegría, tu  felicidad,
la senda que  recorres  a diario.

Quisiera ser ella por un día.
Aquella con quien descubriste la pasión.
Lava ardiente corriendo por sus cuerpos.Cuerpos desnudos bailando y  rozándose.

Cuerpos desnudos derramando lava. 
Explorando con todos los sentidos.
palmo a palmo cada parte de sus cuerpos. 

Amándose, en fin, como aman aquellos 
que se desean, se descubren,  recorren 
palmo a palmo sus cuerpos por primera vez.

S entregan , se funden en uno,
Estallan y vuelven a explotar uno en el otro,
hasta el deleite mágico del placer  interminable .

Quien sabe cuando me asaltará el horror nuevamente.
Los seres se adueñaron  de mi cuerpo .
Subian , lo recorrían y nada los espantaba.
La foto de mi abuela hablaba de dolores antiguos.

Grandes  lenguas obsenas  aparecieron mi la pantalla.
Entré en pánico
Llamé a los técnicos y no veian nada.
Vinieron a fumigar y no encontraron insectos.
Estaba yo sola con mi soledad en el horror de lo desconocido.

Me encerré a cal y canto.
Una tarde sonó el timbre.
Huí veloz al  el piso más alto del edificio.


No sabía dónde estaba.
Dormí las noches que había pasado en vela.
Desperté en un cuarto blanco.
Permanecí largo tiempo olvidando.

No sé si estas crisis  se repiten
ni el por qué ocurren.
Las fotos ya no me hablan.
Ni escucho gritos.
Desaparecieron los seres malignos.
Y las lenguas obsenas.

Por ahora estoy en paz.

martes, 26 de marzo de 2013

Ellos quieren saber
mis  razones .
A veces soy muy alegre.

Otras no.
El silencio gobierna mis días.
Mi casa se torna oscura. 
Seres pequeños la  toman por asalto.
Rondan en torno de mi cama, 
suben y bajan de mi cuerpo,
como insectos .
duermen en mi almohada,
 y rebuscan,
desordenan,
hurtan papeles.
No encuentro mis cosas.
manchan el piso
veo sus patas bajo las puertas,
Los golpeo con un periódico

Solo yo los veo hurtando mi ropa.
Solo a mi me roban.
Conocen mi nombre.
Me llaman a gritos 
Quieren devorarme entera.
Doy alaridos.
Nadie me escucha.
No duermo noches enteras.

Armo una hoguera,
quiero quemarlos, 

llaman al médico.
Me llevan en vilo.
Duermo por meses.
Quien puede mandar en mi carne, en mi sangre sino yo.
Si mi piel late por otro ser
no miremos su color de piel
menos su sexo.
Bendigamos al amor en todo su esplendor,
pues el luminoso y sin mácula.

Quien puede atar mi piel a otra piel sin mi permiso
Prohibir el placer es monstrouso.
El deseo y  placer son dos hermanos inseparables del amor.

Nadie impedirá que amemos.
menos que deseemos
cuando se quiera.
 donde cada uno quiera.


lunes, 25 de marzo de 2013

Viento de la tarde 
sopla mi suerte al oído
Llegaran tiempos mejores,
risas y paseos por la arboleda?

Viento de la tarde,
sopla mi suerte al oido
Cambiará mi fortuna.
Volveré a reir?

Viento de la tarde 
extraño a mi amiga
las charlas de horas ,
su casa frente al parque.
Volveremos a vernos?
Sopla a mi oído.

Nadie puede saber
Lo mucho que añoro
La risa, los paseos, mi amiga.
La vida de antes, tranquila y feliz.
Un tiempo, la alegría reinaba en mi vida.
Las carcajadas eran mi  idioma.
Italo era el sol y nosotros sus estrellas.
La vida a su lado era una fiesta.
El llegaba y la vida brillaba.

Ahora vivimos lejos uno del otro ,
pero a pesar de la distancia,
los esposos celosos
nos escapamos
para la dosis de risas que nos debemos.
por tantos años de ausencia.

Mi amigo Italo Valqui,  escribió hoy día.
Pintó una sonrisa en mi rostro triste.

Así es Cochon, un mago, 
un ser maravilloso
parte de mi vida.
es mi  amigo,
el más querido.
Reencontrarlo es un don
Me reconcilia con la vida.
La esperanza renace.
La ilusión se viste de colores.  

 
Ralos rayos de sol avisan la retirada del verano.
Un verano sin mar, no es verano.
Es solo un tiempo caluroso, húmedo
sin brillo ni encanto.
Sin recuerdos que contar.

Si solo pudiera  visitar a mi amada poeta.
Conversar horas con ella de libros y música.
no sería un verano, 
sería el paraíso
No se pudo,  mi Ros.
Esta vez , no.
La vida nos juega sucio,  a veces.
Debo permanecer al lado del lecho del esposo.

Cómo extraño la calle,  los poetas, los encuentros.
Las charlas de amanecida.
La música.

Mi casa es un  lagar  de silencio y lamentos.
Este verano no,
el próximo , quien sabe.
Eres un macho en celo
esperas  por la presa.
Me  devorarás,
Sin piedad.
Con los dientes 
arrancarás
mi  ropa.
Desnudos
trémula ,
me entregaré a ti
los ojos entornados.
la piel encendida.
esperaré tus caricias.
Me enloqueceras
Gritaré tu nombre. 
Beberás de mi dulzura
Estallaremos juntos.
como dos animales salvajes.
Para volver a amar.
después del amor.

domingo, 24 de marzo de 2013

Qué hacer cuando tienes una imagen tatuada
en la mente.
Un hombre que sueño ,
y si lo evoco 
 siento un calor delicioso
en el vientre.?


Es una rosa roja
con vida propia
late y se dilata 
como un corazón,
derramando dulzuras
entre mis piernas.

Deseo su cuerpo.

Yo seré su maestra
él acariciará suavemente mi piel.
como a mi me gusta.

Mañana lo veré llegar 
Sabrá que lo deseo.

Abro la persiana y el sol sonríe.
El domingo me guiña un ojo
Y me alegro.
A pesar de las dificultades
El sol brilla par mi.

No puedo  lidiar con un cielo de invierno
Este, me envuelve en una sábana blanca, 
me enrolla el cuello  y exprime mis emociones    
hasta afixiarlas.
Entonces todo es gris
y empalidece  mi alma,
como una flor sin regar.

Le temo mucho al invierno.
A no poder levantarme de la cama.
A llorar por nada.
A no escribir más.

sábado, 23 de marzo de 2013

No escribiré más sobre deseos insatisfechos.
Me dedicaré a matarlos.
Un millón de planchas.
Tres kilos de fruta.
Una escalada al Himalaya
Quizas eso seria suficiente
para aplacar esta sed
hirviente,
tormentosa,
que no cesa.
Pero no.
Nada es suficiente.
El deseo fluye natural
como el agua.
el sudor
la saliva
los humedales
de la entrepierna,
el amor,
la rabia,
la revolución. 

No soy  una señorita 
menos una señora 

Soy una hembra en celo
un animal salvaje,
una depredadora.

Con mis colmillos rasgaré tu ropa.

Tus manos colmando mis pechos,
beberá de mis pezones 
duraznos jugosos,
besa tu pecho,
ancho como el mundo.
de orilla a orilla,
Gotas de miel
corren  por mis muslos.
Mi boca devorando tu sexo.
Lames   la dulzura entre mis piernas
Entregados 
al unísono 
gimiendo
moviendonos
estallando
plenos 

en una sinfonía


inolvidable.

de placer
El llega , y
No sospecha que lo deseo.
Lo devoro  con la mirada.
Baja los ojos tímido.
Se dará  cuenta que lo contemplo
como a un dios?
Que sigo cada paso porel espejo?
Me gusta su sencillez.

Quiero nadar en ese pecho
ancho como el mundo.
Besarlo entero.
de orilla a orilla.
Como besan las hembras en celo.
.


Soy una fiera esperando a su presa.
escondida entre matorrales
con los senos desnudos
el sexo jugoso,
presta a cazarlo.
Escucho el aletear de las aves muy cerca a mi ventana.
No puedo ver sus picos.
Cada minuto más las siento más cerca
Busco mi daga y la coloco en mi pecho.
Ya están frente a mi.
Acesto cuchilladas desesperadas,
Levantan vuelo hasta ser  un punto negro en el cielo.


Mañana o pasado volveran.

viernes, 22 de marzo de 2013

Este viernes  cuento tristezas.
Un silencio imposible en las calles.
Recuerda  mi  perenne  temor al invierno
El  cielo inmenso cae sobre mi,
afixiandome.

Amo los viernes,
como amo días soleados.
Este es un pesado plomo
sobre mis piernas.
Paraliza.


El terror al frío ralo de Lima
es en verdad miedo a mi propia debilidad

A esta maldita enfermedad
que gobierna mis estaciones.
Poeta de mirada fulgurante
Dos diamantes son tus ojos.
Que al abrirse estallan
como bengalas en el cielo.
Dónde estarás 
en el monte o
escribiendo poemas .
Espero  impaciente tu regreso.
Si decides no volver,
( los poetas tienen mil amores )

si otras pasiones  te detienen,
Te seguiré amando.
Sé que volverás a mi regazo.

Es tan sencillo armarse de valor
y confesar:
no me interesa
no me gusta
lo quiero dejar
no es interesante.

Creo que no es tan fácil.
Son pocas las personas 
que comunican
desagrado,
fastidio,
molestia.,

No es tan fácil.
Ser valiente,
honesto,
directo,
claro.

Afrontar la verdad es difícil.
Maquillarla es peor.

Difícil es ser valiente.
Los príncipes murieron hace mucho.

jueves, 21 de marzo de 2013

Me admiran tus ojos,
son  chispas  de diamante,
disparan fuego en tu mirada
Me pregunto 
quien será la dueña de tus sueños.
Amas a muchas 
y muchas te aman

Si tú quisieras,

Encontrarás  una mujer
con ojos de almendra
y un cuerpo cálido
como las dunas del desierto
Carnal y ansioso.

Mírame Poeta, 
te estoy deseando
como hembra.
Mírame 
tócame
duermo con tus poemas
entre mis pechos.
Necesito tus caricias,
Poeta de mirada guerrillera

Basta  tan solo una chispa,
un guiño para
encender mi día.
Tú eres el único que hace brillar mis ojos.
Me devuelves la juventud.
Amor de un día,
Qué poder misterioso 
me devuelve a ti como una ola?

Seremos siempre 
el uno para el otro
Amantes eternos.
A pesar de la distancia
de las ausencias
de nuestras propias vidas.
Amantes siempre.

  Esta mañana me  declaro en huelga.
Luego del sagrado ritual de ejercicios,

Me echaré a dormir  una siesta.
La necesito. 
Por hoy no quiero saber nada de las AFP
del dentista enamorador,
de mi  inquilino 
los plazos que se alargan
los dolores de mi esposo.
la presentación de mi libro 
y  tantos pendientes.

No tengo fuerzas.
Las elecciones me agotaron.

Mi esposo duerme .
Hoy toca acompañarlo en su sueño
Olvidar lo que falta por hacer.
El tiempo es sabio.

La angustia del porvenir no me consumirá.  
Puedo dormir un rato hasta que llegue la hora.
Nadie notará mi ausencia.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Diles a ellos  que se vayan de mi casa.
No les debo nada.
He pagado con sangre mi deuda.
Dejen en paz mi hogar.

Diles a ellos que se vayan de mi casa.
No quiero verlos ni en sueños.
He olvidado sus rostros.
No quiero recordar. 

Diles a ellos que olviden mi cara, mi nombre , mi voz.
Nunca más caminaré por su senda.
He borrado ese trecho a su casa.
Diles a esos hombres que se vayan.
Diles que que no vuelvan
Miénteles, no importa
Diles que ya morí.
Cuantas veces me advirtieron que caminar por precipicios 
no traería nada bueno.
Nadie sabe  la emoción intensa que me posee al arriesgar mi vida en un instante.
El peligro me atrae como el azúcar.
No  imagino una vida de niña buena, 
sin sentir el vacío bajo mis pies.
Una vida gris no es para mi.
Nada tibio ni incoloro . 
Quiero olas inmensas, amores inolvidables.
Lo demás , no me interesa. 

Eso es para las niñas serias
Yo soy una niña grande, loca y malcriada.
Corrí hasta el precipicio
a sentir la embriaguez del peligro.
La  emoción que me apasiona
me enloquece,
me hace intensamente feliz. 

El abismo me llamaba con voz gruesa
Permanecí un rato absorta en la profundidad
contemplando las piedras, 
escuchando el rugir de las olas.

Siento una atracción extraña por los precipicios.
Un encantamiento . 

El abismo me susurra al oído palabras de amor.
Me seduce como un amante.
Me enamora el riesgo  y me impone.
Quiere que cumpla su voluntad. 

Resistí la tentación de entregarme a sus brazos
Mañana no sé.

martes, 19 de marzo de 2013

Te lo advertí seriamente.
Nunca ames a un poeta.
Su amor dura solo  una noche y
desaparece con las primeras luces.

Tú te rendiste a su verbo ,
al encanto del artista que
cuanto mayor es su deseo
 son sus versos más  bellos.


Te lo advertí seriamente.
Tú rendida de tanta pasión
lo esperarás  en vano.
El ya  te olvidó.

Te lo advertí, mi niña.
Mi poeta de mirada guerrillera,
He  preparado mi cuerpo para tus caricias
y  untado aceites fraganciosos
solo para tu deleite.
Poeta, dime
cuando veré tu mirada guerrillera
esos ojos apasionados,
la ternura de tus manos
acariciando mi piel?
Vendrás por mi, algún día?
O esperaré
el fin de mil batallas
para tenerte entre mis brazos.
No demores.
Que por esperar se ha grabado
tu imagen en mi retina.

Mi pasión es seria.
Arde con un leve toque tuyo
Se enciende como una revolución, poeta.

Los muslos de mis piernas  te sueñan.
Mi entrepierna llora deseos.
Ven pronto.
El día que la niebla inundó mi casa
todo mi mundo se cayó.
Sospechaba de todos.
Una una mano maligna se apoderó de mi.

Hasta lenguas de fuego vi.
Cambié tantas veces las contraseñas
al final hasta el nombre propio perdí. 
Hubo un tiempo que la niebla inundó mi casa.
Era oscura y espesa.
No me permitía ver nada.
Ni salir a la calle.
Sentí pavor.

Luché contra la niebla.
Abrí la ventana y las puertas.
Era inútil.
Se había apoderado de mi casa.
Todo era oscuro, vizcoso.
Mis esfuerzos por echarla eran en vano.

Una mañana olvidé batallar contra la nebulosa.
De pronto la luz entró  por las ventanas.
Encontré mis pertenencias.
Reconocí mi rostro.

No conozco la razón de esa oscura invasión.


Ese es el motivo de los muros de concreto alrededor de mi casa.

lunes, 18 de marzo de 2013

Te lo advierto:

No escuches nunca las promesas de un poeta.
Volarás  por el cielo estrellado.
Mil versos escribirá para ti.
Te amará lo que dure un verso.

El se cansará pronto de tu amor.
Una mujer que cruze su camino, 
Una nueva  presa por  enamorar.  

No llores luego.
Te lo advertí.

Hubo un tiempo que veía fantasmas rodando mi casa.
Movian mis cosas sin preguntar.
Estaba aterrrada .
Temía al doctor
A los parientesEl teléfono,
A mi computadora.
Cerré mi puerta con llave y huí.
Me escondí en un lugar triste.
Las noches en blanco y el miedo acechando.

El pavor me consumía.
No recuerdo más.

Hace un año ocurrió el incidente.
Los fantasmas se fueron para no volver.
Ya no temo a nada ni a nadie.
La paz se instauró en mi vida.
Hasta cúando?
No lo sé.

domingo, 17 de marzo de 2013

Hemos sobrevivido a tantos naufragios.

tantas tempestades,

hasta la llovízna mísera

que causa resbalones ,

no pudo separarnos.

Con el corazón a la izquierda.

Dos aves en cada esquina de la casa

vela por nosotros.

Día a día.
Hemos sobrevivido a tantos naufragios.
tantas tempestades,
hasta la llovízna mísera
que causa resbalones ,
no pudo  separarnos.
Con el corazón a la izquierda.
Inhiestos,
Dos aves en cada esquina de la casa
vela por nosotros.
Día a día.
Nos encontramos luego de un naufragio. 
Dos sobreviviente en alta mar.
Ni tú ni yo sabíamos hacia donde nadar.
Aferrados a una balsa, seguí tu rumbo.
Remamos hombro con hombro hasta la orilla.

Aprendimos a comunicarnos sin hablar

Amor de locos en la mitad del océano.
A pesar  de mil tempestades
El cielo sucio, 
la llovizna y el calor
Las enfermedades, las ausencias
Seguimos unidos.
Sin tempestades  hasta nuestro último día.