Google+ Badge

Google+ Badge

Páginas vistas en total

lunes, 31 de agosto de 2015

Ahora sí estoy segura que estos insectos, las malditas hormigas que recorren mi cuerpo con sus patas pegajosas  son producto de una hechicería. Ya lo recuerdo todo y sé además quien es el culpable.
Hace unos pocos años enloquecí de amor por un muchachito natural de una tierra de brujos.
El hizo y deshizo con mi voluntad según su capricho ( aún pago las deudas que contraje para pagar los regalos que me exigía con esos ojazos negros ).
Al darme cuenta de su jugarreta , de su falso amor,le pagué con otro trabajo de brujería.
Todo marchaba bien hasta hace poco cuando aparecieron las hormigas en mi cuerpo, en mi vida.
Consulté todos los médicos, los hematólogos, los siquiatras. Ninguno veía ni una sola de las malvadas hormigas. Hoy vuelvo de la casa de mi comadre. Ella practica limpias y trabajos.
Confirmó que soy víctima de una venganza. 
Pronto dará solución a mi problema pero no es muy sencilla la cosa.
Son chiquitas, rojas, caminan rapidito,
rapidito recorren mi espalda,
mi cuerpo entero, picando,
enterrando su hocico enano en mi piel,
las malditas hormigas.
Nadie las ve, ni los doctores, ni las enfermeras.
Y yo me paso las noches en vela rascando sus ronchas.
No hay derecho.
Malditas hormigas
Ahora querrás convencerme que las hormigas que recorren mi cuerpo desnudo cuando duermo, no existen. Claro, que son verdaderas.  Tú no sientes el mordisco de sus pequeñas y filosas bocas, Ni sus patas asquerosas recorriendo tu piel, yo tengo que aguantar porque nadie me cree.
Ya fui a los médicos y ninguno encuentra ni hormiga ni origen de nada ,
Dicen que yo imagino todo. Pero acaso tú piensas que yo voy a imaginar tremenda desgracia  tamaña asquerosidad ? No hermanita, ni en pesadilla, Me comen hasta la cuca y tengo que andar con un diario golpeando así todo el rato. 
Que existen , existen y te mostraré de noche como se ceban con mis partes esas degeneradas , ya verás, amiga.  
Son mañanas como hoy
cuando el ataque de los insectos del insomnio de la noche anterior
reviran   mi carácter 
 las horas se me hacen duras
Todo lo veo un océano de penurias.

Salgo a la calle, 
encuentro a la mujer que perdió a su único hijo
arreglando los cartones donde pasó la noche.
Al viejo que ahora va en silla de ruedas sin nadie ,que lo ayude.
La rabia sube como espuma por mi cuerpo ,
me lavo la cara, y maldigo mi egoísmo ,
Mi espantosa crueldad para con los demás.
Yo, una niña bien que duerme en su cama,
afuera mis vecinos a la intemperie.
Así y todo no quieren una revolución en este país?

Y cómo amanso este frío que congela mis dedos,
 petrifica mis huesos,
y paraliza mis manos?
El mes tiene 30 largos días,
oscuros, sin brillo alguno.
El reto es superar al mes anterior
sin voltear la cabeza, sin pedir ayuda,
 pues nadie  la concederá.
Llegar a la meta, victoriosa , temblorosa,
triunfante, casi muerta pero invicta. 

domingo, 30 de agosto de 2015

Qué hacer si las letras antes, indómitas y febriles
no acuden a tus labios¨?
Enhebra vocales con consonantes,
abre en dos tu pecho,
permite que los cóndores
devoren una ofrenda.
Verás que pronto volverán las palabras a manar como un río,
un océano interminable de ideas y sentimiento.
Habrá renacido tu poesía.



De tus labios cálidos cayeron letras,
que al fragor de la conversación 
fueron versos.
Alegres letras convertidos en versos,
versos en poemas torneados  
al calor de la amistad, y los viejos tiempos.

sábado, 29 de agosto de 2015

Vamos, que de la piedra broten  las palabras
como antes manaba el río,
fluido , transparente.
Que no se ahoguen como espinas
en mi garganta,
que no me raspen y luego duelan.
Se secaron las palabras que brotaban como espuma
del mar entre mis labios,
y una herida profunda crece en mi alma,
Será acaso cuando vuelvan aquellas letras
a manar como la leche en el río de miel,
que sanará de dolores mi alma.
Creo que si.

viernes, 28 de agosto de 2015

Desnuda, herida de palabras que no brotan
deambulo por calles y callejuelas
en pos del río ,
que una vez fue mío.
Aquél que manaba de mis labios ,
y escupía letras como clavos,
Ahora seco como la piedra,
lloran mis ojos ante el papel
que vio bailar mis letras,
que vio su ocaso. 

jueves, 27 de agosto de 2015

Son días como hoy,
cuando me visita la tristeza 
con sus patas de insecto
o muerde el alma
la herida dulce
de la nostalgia,
odiosa  por dolorosa,

Contra ella no existe más cura:
Salir a la calle a buscar los pasos
perdidos y regresar con las manos vacías
a seguir mirando las ventanas con la mirada perdida.
No queda otro remedio.
Entre los dedos enlazo tristezas pasadas.
Dime tú, grita a mi rostro la razón de tanta maldad.
Rasgan mi alma, las fibras agudas de mis nervios saltan
ante tu insulto.
Detente o lloverán ríos de lava ardiente sobre tu casa.
Los dados  están echados.

miércoles, 26 de agosto de 2015

Amo tus huesos,
pues entre ellos me guardo
de mis naufragios y pesadillas .
Tu carne, compuesta de fibra y músculos aún tiernos,
reviven mi carne como  un jardín florido.
Amo cada uno de tus dedos ,
pues me palpan, aquietan el miedo,
y llaman a la vida en mi cuerpo tenso,
revirado, de palabras extrañas,
cuyo significado solo tú comprendes,
cuando el miedo me apresa.
Y me mimas como una niña,
y te amo como una leona 
arrasando tu piel , colmando de besos
cada poro de tu cuerpo, pues
Amo tu huesos,
el alma entera 
Guerrero mío
Nunca lo olvides.

Amo el redoble guerrero de los tambores,
tu cuerpo desnudo pintado para la guerra,
los músculos tensos,
tu voz arengando lemas
Amo tus huesos y el hueco que forma mi cuerpo
en tu lecho.
Amo tus guerras y amo tu paz.

martes, 25 de agosto de 2015

Amo la carne que cubre tus huesos
los huesos que sostienen ese cuerpo tuyo,
que no es mío pero como si lo fuera,
por la perfección con que se amoldan a los míos
a la hora del sueño.
Las palabras que yo pienso y tú adivinas.
Amo tus dolores, tus malos humores,
pues tú amas los míos,
y nada nos ata .
Nada más que el amor de dos náufragos
en el mismo madero en el anchuroso mar de la vida.
Amo tu carne, su olor, tus frágiles omóplatos,
ese carácter que me domina, 
tu ternura que doblega mi alma
Y te amo porque me da la gana amarte,
Así de simple.
Enérgicas, no permitan ya,
 que nadie les pise el poncho.
Ni  soporten un dedo contra su voluntad,
Ustedes son las mujeres libres,
aquellas guerreras que ganaron sus derechos
ya hace mucho. 

lunes, 24 de agosto de 2015

Vamos, toma tus armas
que hoy queremos guerra.
Vamos a batallar al descampado
ataquemos al enemigo,
armadas hasta los dientes.

Vamos , toma tus armas
el torso desnudo pintado con pigmentos 
que asuste hasta a los espantos .

Denle compañeras , que hoy guerreamos
hasta que se esconda la luna.
Vamos toma tus armas
que hoy queremos guerra.
Salgan de su escondite, guerreras
a redoblar tambores ,
a untar su cuerpo desnudo de colores.
La batalla está por iniciar.
Será la muerte o la vida.
Ustedes a vencer , mis hermanas valientes

domingo, 23 de agosto de 2015

Al redoble de los tambores
cubramos unas a otras 
nuestros  cuerpos 
 con las manos , con la boca
con pigmentos de guerra
y salgamos a combatir.
Nos aguardan días duros de batalla, hermanas,
Días de crujir de dientes,
y de danzas.
Seamos de la vanguardia de la lucha.
Nadie podrá nada contra nosotras.
Hembras fuertes de espíritu, 
y músculos de fiera,
eso somos , hermanas.

Báñate frente a mi, dulce amada.
Sabes bien de mi deseo.
Palpa cada parte de tu cuerpo 
como si tus manos
fueran las mías.
Báñate libre de pudores
somos hembras,
somos hermanas.
No habrá pecado
No habrá dolor.
Un placer intenso
corroerá mi piel 
desde los poros hasta
las fibras más profundas.

Es el precio que debo pagar.
Necesito el viento de sus tambores redoblando guerreros,
el aire de sus labios musitando palabras de amor.
Ambos son importantes.
La fiereza de sus tambores , 
la dulzura de sus labios , 
sus gestos amables de amor.
Vamos a sacar los tambores , inicien los redobles de guerra
Somos mujeres libres , tomemos por asalto la vida, el mundo.
Si no lo hacemos nosotros, quien lo hará por nosotros.
Vamos mujeres, pinten su rostro de miles de colores
Asusten al mismísimo diablo,
que su pulso no tiemble más a partir de ahora.
Saquen sus tambores , inicien los redobles de guerra.  
Toquen tambores de guerra conmigo.
Acompañen mi marcha de guerra.
Pinto mi rostro de colores,
salgo a a sumarme al coro de mujeres
luchadoras.

sábado, 22 de agosto de 2015

Al retirar los cañones,  apresuré mi retirada del campo de batalla.
Debí recolectar un número mayor de flores
para la lucha.
Sin el tronar de los cañones ,nadie se enteró de mi furia
ni  de la dulzura de mi arrepentimiento.
Quise plantar un jardín de flores 
hacer sonar tambores de guerra
ambas acciones eran inútiles y fútiles.
Nada cambiaría este mundo frío e indiferente.
Ni las flores ni el terror.
Enérgica, cierra la ventana.
No quiero que ningún poeta vea 
como peino mis cabellos
ni mi cuerpo al desnudarme.
Mi intimidad es para unos pocos.
Tú no la mereces, patán.
Nadie pidió que me amaras 
como nadie pidió acostarse contigo.
Los mensajes llegaron trucados.
Tu respuesta fue un insulto , poeta machista.
Felizmente no lees poesía escrita por mujeres.
te enterarías del pobre concepto que hoy tengo por ti.
¿ Y si esas pompas de jabón,
fueron tan solo imaginación
creadas por mi  corazón calenturiento?
No es importante,
lo que vale es tu tosca indiferencia,
tu machismo disfrazado de dulce poeta.

viernes, 21 de agosto de 2015

Eran sonidos de guerra, tambores salvajes,
rugidos de fieras a tu paso,
Echaste tu cuerpo de venado a las calles 
sin pensar ni vacilar un instante,
te envolviste en sus brazos delgadísimos,
lo cubriste del invierno inclemente.
Empezase  tu vida infrahumana.
Una niña y su amante drogadicto.
Yo escuchaba tambores de guerra
lágrimas de pesar,
e iba recolectando flores para mi propio funeral.
No recordaba la calidad de mis amigos.
Su amor a la labor encomendada.
Ellos pulen los guijarros en piedras preciosas,
Hoy siento orgullo de mi propia obra,
gracias a su amor, a su arte.
Este es un pésimo poema lleno de verdad y gratitud
dedicado a mis amigos Feli, Mary y Diego.
Los salvadores de mi libro.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Aquella mujer lleva una toca y pugna por cuidar los autos en la acera
. Solía ir acompañada de  su hijo,  un chico de mediana edad, retrasado o drogado, nunca se sabía  Ayer pregunté por él pues hacía tiempo no escuchaba sus gritos al convulsionar ni los gritos de su madre al reñirlo . Me contaron que había muerto de frío,.
El frío , la maldita humedad de Lima había corroído sus pulmones. 
Una madrugada calladito se lo llevó . 
La madre sigue peleando por cuidar los carros y ganar unos centavos.
La miró largamente. Su mirada es hueca.

Aquella mujer lleva una toca y pugna por cuidar los autos en la acera.
Yo trenzaba mis cabellos con cintas de colores
no me di cuenta
 unas sierpes picaban mis pies.
Cuando terminé de acicalarme,
No podía caminar.
Tomé unas yerbas del árbol vecino,
y pronto di saltos victoriosa.
Las sierpes huyeron asustadas.

Yo trenzaba mis cabellos con cintas de colores.

martes, 18 de agosto de 2015

Aquella mujer deambula sin perro ni hogar. Tiene la cabellera revuelta, la falda hecha jirones y sus pasos no conocen descanso. Ignora que su perro, lo más amado, murió ayer. Lo busca febril entre los cubos del mercado, en el parque entre los niños. La policía la detuvo ayer pero  la dejó libre. Su pena son la demencia y la soledad.

Necesito tu aire que mueva los labios
y creen palabras que lleve el viento a tus oídos,
a enraizarse entre tus brazos,
y clavarse en medio de tu alma.

lunes, 17 de agosto de 2015

Aquella mujer arrastra los pies, pisa las bastas de sus faldones pues arrancó sus ojos para no ver ni saber.
La locura corroyó su mente y deambula por las madrugadas en pos de un tacho de basura  para revolver.
A ella, ya eso no le importa, a ella, ya nada le duele, solo las horas largas de la noche, sola y con un frío de muerte sin nadie para abrazar. Su perro murió antier.
No ates su cabellera .
Deja sus pasos libres 
Ella acostumbró a marchar sus pasos según el soplo del viento.
No pretendas tú , atar su camino a un horario 
ni sus comidas a un plato tendido.
Ella huirá a la primera puerta cerrada.
Escapará como un gato por la ventana .
Volverá al parque a reunirse con los perros salvajes
No ates su cabellera
Deja sus pasos libres.
Volverá cuando sienta que la libertad se ha impuesto otra vez.
Aquella mujer  vocifera, protesta a viva voz, 
clama por un amor que jura le perteneció ,
que fue piel de su piel,
  hoy la ha olvidado pues nadie ama a las dementes,
a las sucias enfermas que deambulan por las calles por comida.
Nadie ama a las locas , lo sé bien, nadie las ama con el alma, con las manos de brindar  una caricia.
Solo se fijan en el cabello desgreñado, en la ropa sucia y revuelta.
Nadie ama a las locas, tal como son.
Criaturas indefensas, a pesar de sus gritos, 
Seres mágicos poblando un mundo fantástico, sin hoy ni mañana.

domingo, 16 de agosto de 2015

Aquella mujer camina desesperada por las calles.
Arrancó sus ojos para no ver aquello que no deseaba ver.
Ahora deambula como una orate,  sin brújula . el corazón maltrecho,
La cabellera ensortijada hecha un lío.
No tardardarán en atropellar su cuerpo vacilante en cualquier calleja oscura.


Se oyen los tambores de muerte muy cerca.
Se escucha la letanía funebre de los miles de asesinados.
La mujer huye de esos campos desnuda con los ojos despavoridos.
Es lo único que le único que puede salvarla. 
Aquella mujer que camina dando tumbos
ha arrancado los ojos de sus cuencas.
Arrancó sus vestidos,
sus cabellos de raíz,
sus pasos suenan huecos.
Loca y harapienta ha perdido el rumbo,
Sin hogar ni refugio,
vaga por trechos encendidos
en noches de faunos salvajes.
Una mujer camina descalza, 
Ha perdido   sus pasos,
el eco de sus poemas en la distancia.

viernes, 14 de agosto de 2015

Aquella mujer de cabellera al viento abandonó su hogar,
sus pocas pertenencias.
Sus pasos avanzan con la brisa y el viento.
Una mujer descalza camina sin rumbo.
No lleva atado alguno ,
solo sus pasos libres, su cabellera al viento.

jueves, 13 de agosto de 2015

He de caminar descalza por caminos ardientes,
Arrancaré de raíz mis cabellos,
 si con ello obtengo
tu amor ciego y loco,
como el que me apasiona.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Cierra la puera. Enérgica, no mires atrás.
Toma tus cosas y marcha hacia un camino nuevo.
El felino se pregunta por qué no puede correr tras las mariposas azules,
ni jugar con los niños chicos que sonríen a su paso,
está cansado de mostrar las garras y asustar,
ya no quiere cazar ni  devorar presa alguna .

El felino quiere jugar y divertirse en el cauce del río,
no causar más temor.
¿ Merodear, rondar, acechar con garras y fauces, asustar es acaso lo único que un felino puede soñar?

El quisiera perseguir a la luna con su paso elástico,
esconderse entre los matorrales a jugar con su sombra ,
encontrar amigos entre los niños del poblado.

Merodear, rondar, acechar con garras y fauces, asustar es el destino inexorable del felino.
Con pasos imperceptibles,  el felino ingresa a una choza del poblado,
olisquea a sus habitantes con la nariz mojada de ansiedad,
No devora a ningún ser humano a pesar de su hambruna.
Son los códigos de esta selva, que él sabe respetar.

El felino ruge inquieto , el hambre no le permite descansar
Presto, merodea la aldea, 
el follaje en pos de una presa a devorar.

martes, 11 de agosto de 2015

El felino merodea, da vueltas sin cesar, 
no tiene presa a la vista 
 ni paz para descansar.
Merodeo sigilosa la aldea en pos de una presa.
Mi olfato ,
Mis músculos se tensan, 
ágiles se lanzan con las fauces abiertas.
La devoro lenta , con fruición.
Son tus manos
las cuerdas ,
mi cuerpo,
un instrumento
que tocas sin cesar.
Agazapada tras los matorrales, limo mis uñas con las fauces.
Aguardo paciente al paso de mi presa .
Tus manos y mi cuerpo,
son indivisibles
Acariciar la piel erizada en tu piel
es sentir el goce.
La vida latiendo al unísono febril e intensa,
El deseo en las yemas de tus dedos.
Son tus dedos
hormigas voraces
teclas de un acordeón loco
recorren mi cuerpo
con prisa febril,
inflaman esta piel mía,
y cuando más  necesito tus manos,
te das la vuelta y te vas.

lunes, 10 de agosto de 2015

 Son tus dedos mariposas azules
cienpies multiplicados
 recorren mi espalda 
de arriba hacia abajo
inquietos e incesantes
febriles ,
sin tregua,
encendiendo
a su paso
mis caderas de potra,
el vientre anhelante.
mi entrepierna vibrante
Y cuando el arden los maderos
de este bosque mío,
 huyes  a la carrera
sin destino conocido.
Desgrano las cuentas de un rosario 
como quien repasa los granos del maiz 
mi cabellera húmeda  salpica  gotas de agua,
Una cae en medio de 
en medio de  mi vello púbico, 
tibia y dulce caricia  inflama mi vientre.
Apuro mis manos a lo largo de mi piel sedienta.

domingo, 9 de agosto de 2015


Siento tu  abrazo afilado desgarrando mi carne,
relamo con deleite  
la sangre dulzona de mis heridas.

Tras el follaje,
aguardo paciente el paso de mi presa.
La tomo tierna entre mis patas,
la devoro con furor, luego.

Las fauces abiertas, los músculos tensos,
ataca las presas que merodeen tu espacio.
No pierdas tiempo.
Agazapada tras los matorrales, aguardas,
  El torrente de sangre se agolpa en   tus músculos,
Agil apresas al venado con las  fauces.
Presta lo devoras  y vas por más.
Cazadora eres , y lo serás siempre.

sábado, 8 de agosto de 2015

Con descuido, salpico
 mi cabellera húmeda frente al espejo,
Las gotas  de agua  dispersas por mi espalda,
alcanzan los hombros 
y son  lluvia menuda sobre las rosas de mis senos.
Quedo absorta ante la visión de mi piel erizada por el frío
y la caricia sutil de aquellas menudas gotas de agua.
Cubro mi espalda más mi vientre  despierta cálido e inquieto, 
se agitan mis caderas
e inician su danza ululan-te 
en este invierno frío  mil veces maldito.



Suelta tu cabellera .
Encamina tus pasos sin temor en la oscuridad.
Ni la noche profunda ni los chillidos del bosque,
detendrán jamás tu camino.
Desnuda,
 recibo la caricia de la llovizna
Las gotas menudas rodean los hombros
bajan por mis senos sedientos, 
los envuelven como dos mariposas,
se enfilan por el serpentín de mis caderas,
riegan el jardín florido del pubis ,
y cuando creo que ya se perdieron ,
bajan entre  mis piernas,
orondos y tibios,

viernes, 7 de agosto de 2015

En carne viva , rodeada de mariposas azules
voy en pos de mi camino.
Solo la lluvia acompaña mis pasos.
Y el recuerdo de mis amores.
Y si de pronto una noche pierdes el rostro,
los ojos , tu mirada no alcanza a contemplar más allá 
que la palma de tu mano.
Continúa el paso.
Utiliza los pies para medir las distancias,
calcula como hacían los ojos.
Pronto habrás dominado el arte .
Continúa .
Es nuestro pacto sagrado.
No nos vencerán.

Y de pronto, un día
Tu cuerpo explosiona
la piel hecha jirones 
se dispara por el  viento.
 Toca continuar el camino,
cubierta de velos.
Nadie puede saber 
que esperas ver crecer el capullo 
de tu nueva desnudez.
Nadie entendería tu pacto con la vida.

Desnuda camina , ciega de recuerdos ,
 recibe con placer las gotas de   lluvia del cielo,
 el sereno de muchas auroras,
la oscuridad de las noches,
 hasta que en  tu cuerpo
 brote piel nueva  reluciente y sedosa,  
como serán  tus pensamientos y sueños de hoy en adelante.

jueves, 6 de agosto de 2015

Abre la puerta, Niña, no detengas mi paso.
No sigas mi camino.
Voy en pos de mi amado.
Nadie puede contemplar el abrazo brutal,
sus garras en mi cuerpo, mi piel desgarrada.
Mi canto de dolor y placer.
Por las noches cálidas  hierve la sangre en mis venas.
 Mis extremidades se deslizan  inquietas ,ansiosas
por perderse en el follaje,  tras  las garras afiladas
de mi amado, agazapado en algún recodo del camino.

Apura , abre la puerta,
la sangre hierve en mis venas , 
burbujea apunto de estallar.
Debo ir en pos de él,
entregarme a su abrazo,  
sus garras en mi carne, 
desesperada olisqueo en la noche.
Rugo con la fuerza de una leona en celo,
aparece a mis pies y emprendemos la huida hacia el follaje.
Un coro de rugidos y gruñidos se escucha a la redonda.
Cierra la puerta.  Enérgica
No sigas mis pasos.
He de  perderme entre el follaje en pos de mi amante.
No temas , si escuchas rugidos en el campo.
Somos nosotros que amamos  con garras y gruñidos.
Vuelve a casa.
Retornaré en unos días,
Curarás silenciosa mis heridas de amor.
Si hubiera sabido el placer que ofrecía  tu amor
me hubiera entregado antes,
a tus garras afiladas 
a esas fauces abiertas,
a ser desgarrada en cada abrazo de amor,
por ti , mi enajenado monstruo,
tras el follaje, 
en cada noche de luna nueva,
cuando el deseo nos consuma,
Siempre.

Oteé tu paso en el camino
pude desviar mi paso ,
más no quise huir
de tu abrazo desgarrando mi piel ,
del sabor dulzón de las heridas en mi cuerpo.
Luego cubriré las cicatrices con un velo.
Nadie debe saber.
Lamo la sangre dulzona de mis heridas, 
mientras recuerdo el deleite de  tu abrazo,
tus garras en mi carne, 
mi grito silencioso.
Recorrer  los caminos encendidos del licántropo.
Esperar mansa
 el dulce tormento de su abrazo .


A lo lejos diviso las luces  del poblado,
No necesito rondar por las noches
 con mis pasos elásticos 
Agazapado, observo el ir y venir de los habitantes.
Ya están  marcados  por mi aliento.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Merodeo la aldea sigilosa.
Mi aliento ha  cercado a la presa.
Sinuosa camino entre el follaje.
Nadie logra descubrir mi paso 
ni el acezar de mi aliento 
al rondar a mi presa. 

martes, 4 de agosto de 2015

Agazapada aguardo a mi presa
elástica corro en pos de ella,
la tomo tierna entre mis brazos,
devoro con furor  su cuerpo.


Amanecí ,  la piel cubierta de piel
y mis manos y mis pies volvieron a ser  las  garras 
de loba cazadora, que fui alguna vez.
Fui hacia aquella cumbre y aullé ,
toda mi manada respondió.
Me interné en el bosque, 
cacé la pieza más hermosa
que pude encontrar .
Mi manada y yo devoramos la carne
hasta la madrugada.

Es bueno volver a sentirse entre los tuyos.

lunes, 3 de agosto de 2015

Con pasos elásticos avanzo en pos de mi trofeo.
Nadie ni nada  se oponen  a mi cacería,
Primero amo a la presa,
la devoro luego,
hueso a hueso,
con deleite.

Mi cuerpo amaneció vestido del  rocío del celo 
y mis manos y pies eran pezuñas y garras. 
De mi boca, un grito de guerra ,
como una llamarada de fuego.
Como la loba que soy, ataqué una pieza grande,
Satisfecha con mi caza de esta mañana , 
voy en pos ahora del macho que me cubra,
Corro a campo traviesa,
 pues lo he divisado entre los follajes.
Nos olfateamos , nos lamemos , nos amamos con furor.
La  sangre hierve en mi cuerpo de pantera,
burbujean ardientes  mis venas,  
chisporrotean punto de estallar.
Tanto tiempo hibernando y  desperté hoy
con ansias de internarme en el bosque , 
en los oscuros follajes a cazar una  presa.
Le tomo con delicadeza por el cuello,
nos  amamos con furor y cuando ambos
cabalguemos locos y ciegos de placer, 
 asestaré mi garra asesina en su cuello de venado.

Con su piel a cuestas, volveré a mi antiguo cerro 
a aullar mi victoria, 
mi regreso triunfal.

Enérgica, Mujer,  coloca  en el agujero de tu pecho  el alma ,
esa de   enfrentar a los animales salvajes en el monte, 
a tus propios miedos, que son los peores.
Aquella alma, que  no conocía el miedo ni los espantos.
Tus  músculos de  felino  se atrevían a las noches cerradas.
a los espantos  entre el follaje.
Ha llegado tu hora, saca la fuerza y el espíritu indomable.
dormido, largos meses,
 pues grandes retos aguardan por ti, por nuestro pueblo.

domingo, 2 de agosto de 2015

Aguza el oído. 
 Cerca a las cuadras , ladran los perros
Huye por la ventana de la cocina.
Corre rauda en pos de tu libertad,
sin temor , segura de tu talento.
Aguza el oído, mujer, 
al primer canto de la alondra,
partirás sin mirar atrás.
Con paso decidido, te alejarás hacia un cielo nuevo,
a escribir con fuego tu propia historia,
la que tú elegiste.

sábado, 1 de agosto de 2015

Cierra la puerta, enérgica
No mires atrás.
Corre veloz hacia tu destino
Un cielo nuevo tachonado de estrellas
gente que comprenda tus ansias
de  crecer sin explicar.

Anda, no escuchas a nadie.
No mires atrás,
Enérgica, cierra la puerta
Huye.
Anda, cierra las ventanas y la puerta.
Mudemos a otro paraje , uno distante de la ciudad,
 donde aún reine la kántuta y la flor de retama,
y su aroma encandile a nuestros muchachos.
Es el momento de viajar hacia los cerros a encontrarnos
con la naturaleza.
Luego será muy tarde.
Apura el paso,
no voltees el rostro,
al llegar a la cima del monte,
expulsa tus demonios
todos tus fuegos por los ojos, tus poros
 con toda la fuerza , por tu boca, los cabellos.
Lava tu cuerpo en el agua helada del río,
no des lugar a la fuerza maligna en tu ser.

Ni un minuto más.

Echa fuera las penas, muchacha
con címbalos y panderos,
zapateando el suelo, 
espántalas,
antes que tornen en fieras
y terminen devorando tu alegría,
el  alma entera.