Google+ Badge

Google+ Badge

Páginas vistas en total

jueves, 30 de junio de 2016

No existen los amigos en las redes sociales.
Aparecen cuando necesitan algo material, un alojamiento,
una comida. 
Sobre ellos no sabes nada, no los recibas por favor.
Al principio dolió la ingratitud.
Mi temeridad al dejarlo en casa.
La anfitriona perfecta en que me convertí.
Un gracias no denigra,
Un  príncipe soberbio del reino de plástico es tan solo eso.
Creí por un día que eras el sol brillando sobre mis árboles
Un sol que no duró ni lo que duran las estrellas en el cielo.
Reímos mucho , como hacía mucho no reía y claro, esperé una nota de gratitud.
La cortesía no es como en tiempos antiguos .
Ni soñar con eso.

miércoles, 29 de junio de 2016

Tú y yo dialogamos en silencio, nos complacemos sin hablar,
somos felices uno con el otro entre sonrisas . Amor calmo de día feriado , amor feliz .
El día de fiesta llama a sueño, a siesta larga , a un  buen reparador dormir . Me sumerjo en la in conciencia  , no quiero pensar en nada. Mi realidad es gris , casi negra de lo  triste, voy a escapar al mundo del más allá.
Por favor no simules que mi caso te interesa , cuando eres intermitente como algunos insectos.
Deja en paz mi enfermedad, mi caso, mi vida, 
Yo ya me bastaré sola como siempre ha sido, tú te debates entre el narcisismo y un exceso de trabajo que ha de matarte.
No lo deseo pero así ha de ser.
Ya no vuelas por sobre mis pagos, ni por asomo te soy conocida.
Que crees que yo reclamaré tu indiferencia , tu poco interés ? 
Como se nota que me conoces poco o nada.
A quien conmigo juega, conmigo muere. 

martes, 28 de junio de 2016

A veces veo a través de tu mirada
unos ojos parecidos a cuentas de un collar,  no una mirada franca y abierta.
Ojos de mirada falsa que denotan una amistad de mentira.
Qué sinsabor el mío, darme cuenta que tus ojos examinan, tasan, calculan el peso de nuestras conversaciones .
Qué  importa tanto saber de una poeta sin más riqueza que unas palabras ?
Mi único orgullo y tu envidia sería la disciplina de escribir a diario,
como una burócrata de oficina.
No lo sé pero nada me gusta esa mirada velada tras el maquillaje que llevas siempre .
Cobra ribetes de terror.
Nadie sabe que los puñales y yo mantenemos un pacto de sangre ,
Yo los sirvo, ellos me protegen.
Más si yo no obtengo una buena pieza de cacería,
puedo recibir un corte profundo en la piel del rostro
o perder una oreja.

Temo el filo y el carácter de los puñales.
Si pierdo una pieza de cacería , montan en cólera
Si mancho de sangre y no limpio bien, pueden atacarme.
Quedaría yo como una virgen apuñalada contra la pared.
Nadie podría ayudarme.
Nadie sabe que sirvo a la cofradía de los puñales.
Me despreciarían.
Los puñales son de plata y relucen al sol, 
brillan cuando ven cerca a una presa por atacar .
Resuenan además con un tintineo nervioso si la pieza es buena.
Yo debo abrir los cajones, mantener afilados los puñales que han de atacar.
A la hora de la verdad, ocurre todo como un ballet coreografiado.
Los puñales bien servidos, las manos libre de todo rastro. 
Los puñales cobran vida si se les mira fijo mucho tiempo.
No les gusta ser observados por nadie.
Por ellos, los escondo en sus cajones lejos de las miradas ajenas.
Suelen ser peligrosos si no se sigue la regla con ellos.

lunes, 27 de junio de 2016

Nadie creyó mi historia
nadie se interesó en conocer la verdad
Ellos no querían escándalos,
ellos velaban por mantener
las cosas como están.
No decir nada sobre la danza de los puñales
ni sobre el castigo a las ratas ponzoñosas ,
Simular que  todo fue un sueño
y que las lesiones en el cuello y la espalda 
son a causa del insomnio, 
un cansancio simple.
De acuerdo,
Ellos se encargarán de hacer justicia
Cuentan con los medios y la justicia de los ricos
No puedo estar mejor.
Este lunes soy una equilibrista cruzando la avenida.
Muchos autos ignoran mi presencia temblorosa y aceleran la velocidad. 
No miro el pavimento pero escucho aterrorizada el ruido de las llantas .
El viento azota mi cuerpo frágil con rigor invernal.
Hoy he puesto a prueba mis nervios, 
 Mis ataques de pánico  se esfumaron una vez subí al cordel.
Salgo airosa de la prueba, respiro victoriosa.
Mañana voy por otro reto.
La danza de los puñales resulta mágica y colma de luz mi espacio.
Pensar que con solo desear , puedo clavar el  puñal en mi pecho, atravesar el metacarpiano, mi propio corazón.
Soy la dueña absoluta de mi destino, de mi propia muerte,
 si soy tan diestra de hacer bailar los puñales sobre mi cuerpo,
cuando tú lo propongas.
Tarde con sabor a pan olvidado, 
que nadie quiere comer .
La danza de los puñales inicia su juego macabro, 
Acerca el pan, lo aleja, manosea, lo inclina.
Maniobras de aburrido en una tarde con sabor a óxido.
La tarde sabe a  óxido ,
  una lenta melancolía corroe
las fibras más sensibles de mis nervios
hinca las articulaciones,
hiere cada diente, 
es lunes ,  la tarde opaca, densa.
Espero siempre el sol para mi felicidad.
 Y no existe brillo hoy para mí,
ni la sonrisa amable alumbrando la vereda.
Hoy la tarde sabe a clavo oxidado ,
a recuerdos que se niegan a ser olvidados,
duelen en los órganos , lloran su  despedida 
se niegan a partir.
Tres puñales amenazan mi cuello.
Bailan, acercan el filo a mi piel, se retiran
El juego cruel del pánico,
de saberme entre sus manos.
Tres puñales amenazan mi cuello.
Nadie puede imaginar el peso del dolor de una traición.
Es grande, honda, hiriente y sangra mucho
más el peso llega a conocerse con los días , los meses.
Son las consecuencias malignas del delito,, los pesares mayores,
las pesadillas, los miedos,que se crean a  partir de ese delito.
Cura con tus manos esta tristeza pegada a mi  piel.
Es verde , tú la conoces bien ,
 la sufres también,
Perdemos las ganas de ser y estar.
Todo se nos hace difícil,  ardua la tarea, 
tímidos como gatos salvajes.
Lame mis heridas, maúlla una canción a mi oído,
así seré hoy más feliz. 

Hace días lucho contra un puñal clavado en la boca del estómago.
No permito que suba a la garganta o
traspase mi pecho.
Moriría tal como el dueño del arma quisiera.
Yo decido la manera, fecha y hora de mi propia muerte.
Retiro de cuajo el puñal y lo arrojo lejos.
A nadie le quedarán   más ganas de apuñalar mi cuerpo a mansalva.

domingo, 26 de junio de 2016

Las manos temblorosas
las ganas de no ser más.
Ni con mil caricias tuyas brota una sonrisa,
este domingo mil veces maldito. 
Antes yo era indómita y rebelde, una leona.
Ese asunto ha hecho de mi una paloma asustada.
Temo a la gente, a los autos, a mí propio entorno.
Ellos eran mis amigos, los más queridos.
Ese es el miedo que me consume día y noche.
Temo a la calle,
hablar con los vecinos.
Miedo a que me vean tan débil y susceptible.
Contra el pavor , nada se  puede. 
Mis ojos eran puros
sonreía a todos por igual .
Ahora temo ,
el miedo consume mis horas,
paraliza mi cuerpo.
solo quiero dormir.

sábado, 25 de junio de 2016

No te fíes de nadie ,
ni regales un centímetro de tu piel 
Juegas el rol de  una seductora profesional o 
una víctima de su propio juego.
Son papeles que uno admite. 
No es la realidad.
Piensa un rato antes de iniciar un juego
Cada momento de placer será un mes de cura.
No vale la pena, no vale las pena.
Son ellos tan aparentes , normales
incapaces de sembrar en ti la semilla
de una pasión malsana,
Confías.
Nunca te fíes de un rostro manso,
ni de aquel que no alardea.
Esos son los más peligrosos.
Te conducirán de la mano por el camino oscuro 
de las pasiones prohibidas.
Serás adictas a ellas, luego.
Rogarás por más, 
Un placer doloroso te robará horas al sueño,
las mañanas serán para aguardar su arribo,
las noches entregadas, cautivas a ellas. 
Tuve miedo pero no huí
era el deseo ciego  por  aquello
dulce y peligroso,
tentador y  de un 
encanto embriagador.
Quedé  presa de su locura,
mi cuerpo aprendió miles de formas
de darse placer cuando él no estaba conmigo.
Vivía , respiraba, dormía por horas arañando su recuerdo.
Me llevaron a una clínica a curar la obsesión.
Luego vinieron otros.

viernes, 24 de junio de 2016

Sentí miedo de la pasión 
de su tirana esclavitud ,
 gobernada por la caricia , 
el roce fugaz en mis poros
el  deseo, 
palpitando febril por mis  venas
buscando un rostro para el amor
que es deseo puro,
ansiedad del cuerpo por sentir  la fragancia
de otra piel estremecida,
vencida al placer.
El deseo suele ser fugaz o
tempestuoso. 
Mi deseo palpita en la sangre, 
se adueña de mi cuerpo, 
mi mente se nubla
noche y día,
 dulce esclavitud, 
un sin vivir, 
un abismo que atrapa
colma y  siempre va por más.
La cabellera al viento corrí en pos de mi extraño amor.
Dudé en salir por la herida que consumía mis días y sus noches.
Entre sus brazos, él arrancó la llaga con sus fauces.
Libre al fin, nos envolvimos uno en el cuerpo del otro.
Yo , en su cintura para abrazar su pecho anchuroso .
él desgarrando mi carne de a poco, 
bebiendo mi sangre tibia, enardeciendo, 
estremeciendo mi cuerpo de placer.
¿ Cómo  es que aguardé hasta hoy el encuentro ?
Así es el amor entre amantes,
sin fecha ni horario,
el deseo   gobierna el cuerpo,
Es fugaz , rotundo , y palpita en la sangre,
Nada  ni nadie lo atrapa para sí,
 Corre,  posee y se va , 
Vuelve cuando desea 
como una tempestad de estrellas fugaces.
Tomo un baño 
para  observar de cerca
a mi herida.
Palpita, late como un corazón.
Y ha horadado un hueco de 5 cms de profundidad.
Está infectada de odio,
pues con ese fin me la enviaron.
Sus bordes morados son inmunes a los medicamentos.
Paso un trapo por la hendidura, 
llora pus.
Salgo a campo traviesa a llamar a las aves de rapiña,
ellas me traen azucenas y girasoles.
Contra la llaga, nada puedo
En soledad, clamar la ayuda divina
No desesperar.
No enloquecer de angustia.
He concluido
que la herida cobró vida
cuando recibí los primeros libros.
Fue tal mi impresión ,
que angustiada rasgué mi pecho.
Con los días olvidé su existencia 
pero el dolor y su dimensión crecía.
Hoy temo a la llaga,
purulenta y horrible .
Vivo para ella , para no violentarla.
Sé que al menor descuido ella me devorará.
Seré parte de la pus y la carne.
De la sangre de mi sangre.  
Nadie sabe 
los desvelos ,
la angustia
por las noches 
por el día 
a causa de la herida.
Ya no salgo para que nadie note
que bajo mi ropa
vive un ser, 
una llaga maldita 
que crece, 
se hunde como una astilla en mi piel.
No debo molestarla 
a la primera mirada ajena
siento su palpitar furioso.
Una comezón, un dolor profundo
los bordes bordados de costra amarillando
Yo , en silencio. 

jueves, 23 de junio de 2016

Ellos no saben
ni sospechan
la verdad 
sobre mi herida.
Ha cobrado vida
sus bordes son carmesí
morado ,
y come mi piel sin piedad
Crece cada día ,
  es profunda , horrible. 
Tiene vida propia
me domina,
me engaña
y vivo para protegerme de  la llaga.
Por ese motivo,
No hablo con nadie,
no comparto nada
así no despierta
y se cumpla mi temor más grande:
Ser devorada por 
 por una maldita llaga
bajo  mi ombligo.
Nadie pregunta
nadie se interesa
pero observan en silencio,
comentan en las esquinas
mi piel diáfana,
la  cabellera de fuego 
una sonrisa bobalicona
como si el verano hubiera apresado
mi cuerpo y espíritu,
desde aquél instante hasta hoy mismo.
Espero volver a encontrarme con el cometa 
algún día y mostrar las huellas de su paso por mi ciudad.
Ellos no saben
no adivinan
sospechan
o intuyen,
las razones
los motivos,
el origen
del brote magnífico de los girasoles
en mi cabellera.
Refulgen como olas de fuego
tormentas solares sobre mis hombros
Encienden la mirada de quien los mira,
alumbran los días tristes
si te aman como a mi me amaron
Echaré abajo la puerta
por urenna renren
as,
tras las enredaderasren y sus púas
caminando, en cuatro patas. en cuclillas
yo llegaré.
Echaré abajo la puerta
por urenna renren
as,
tras las enredaderasren y sus púas
caminando, en cuatro patas. en cuclillas
yo llegaré.
Echaré abajo la puerta
por urenna renren
as,
tras las enredaderasren y sus púas
caminando, en cuatro patas. en cuclillas
yo llegaré.


He de huir del reposo
en cuclillas, a rastras
de medio lado llegaré al bosque.
Palparé tus orillas, 

besaré tu sueño
Volveré por ti. 

miércoles, 22 de junio de 2016

En mi mente,
rumoroso canta
un  silencio antiguo.
Nació a golpe sempiterna soledad
Ambos laten  en los poros de mi piel.
¿Cómo será tu cielo al ocaso
el rocío sobre tu cabellera  humedecida ?
la respiración jadeante
estremeciendo cada  poro de  mi piel
cuando te evoco,
dime cómo será

Amigo, hermano, compañero,
yo te pido, yo te ruego
si pasas por el bosque 
y logras divisar ese cuerpo gigante
manchado y con protuberancias
grita alto, tan alto, 
que tu voz espante a las aves,
mi amor le pertenece,
 pronto volveré
 sana y fuerte
galoparemos buscando bosques
más lejanos, más grandes
para ser libres de amar
sin ojos de censura,
ni prohibiciones absurdas,
como gustan los humanos
que no saben
no entienden    
el amor. ni la pasión.
No voltees, no escuches
es el lamento quedo
de la sirena.


Seis ventanas ocultan mis ojos,
el miedo , la infinita soledad .
En  el silencio galopan ruidosos
el miedo , la soledad .
Tú amigo , viajero de calles y callejas,
 recuerdas la forma , el contorno de mi sonrisa.
Y mi risa, esa explosión sonora 
de carcajadas incontenibles
no las puedo hallar 
Alguien las robó , las escondió, o yo misma
la guardé así  evitar el frió o las toquen manos sucias
con pensamientos infames.
Si es así, permaneceré seria hasta que los vientos del norte
soplen benignos y los cacos   hayan huido de mis lares. 
Hombre, muchacho, señor, mujer, señora
confiesen, hablen, no tengo apuro , es el momento exacto.
La primera hora de la aurora cuando los recuerdos caminan por la casa y conversan entre ellos.
Digan,¿ cómo atravieso sin hundir mis zapatos en el lodo de la tristeza estos meses húmedos sin brillo alguno?
Son más de seis y sus días aterradores,
mis fuerzas tambalean.
He de coser un dobladillo en mis pantalones, una pita anudada en el índice que diga " no te rindas "  o arrancar de cuajo  el collarín del cuello que me ata a la casa , salir sola ?
Los días serán luminosos cuando yo vuelva a mis actividades en un horario más humano.
Mientras , practico con una garrocha pasar de un mes a otro,
clarear con ilusión infantil cada día, las horas frías, húmedas.
aquellas que todo ser evita, las amaré yo. 
Esas horas brotaran  poemas como flores.
Y será mirar cada mañana con ojos nuevos la flor/ poema que criaré  mientras se suceden leves , mansos las largas horas del invierno.
PATRICIA TEMPLE





PATRICIA TEMPLE

En el año  2010 publica “ Una mujer corre por el malecón” Ornitorrinco Editores. En Publica “La niña que gobernaba la noche”  en el 2011, Ediciones 141, 
En el año 2012, la Benemérita Universidad de Puebla, México, edita Cimarrona,  ,  
Patricia Temple es parte de la Antología Mundial Poetas Siglo XXI
En 2014 publica “La Casa del Silencio “ y en enero 2015 “ Una mujer con un sol en el vientre “por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Su nuevo libro “Bacante” fue premiado con el primer puesto de poesía  en Cartagena de Indias, Colombia, febrero 2016.  En abril es una de las cinco peruanas que participa  en el III Festival Internacional de Poesía de Lima, junto a 120 poetas de los cinco continentes.

Patricia Temple pertenece al Comité de Escritoras del Pen Internacional.
Amo a los gatos sin dueño.
A aquellos,  que sobreviven misteriosos en los tejados de las casas.
Maúllan toda la noche , despiertan a los vecinos.
Ellos duermen en cualquier esquina.
Nadie los calla, 
nada respetan cuando pelean entre sí.
Saltan ágiles de un tejado a otro.
Cuando aman, chillan, gritan cuando dan a luz gatitos de ojos azules y rojos.
Y se van un día, tan ágiles y misteriosos como llegaron,
enamorados de otro gato, preñada la gata a gozar la libertad de ser gatos sin dueños. 

martes, 21 de junio de 2016

Admiro la suerte de muchos.
Ellos saben sortear los recovecos del invierno
sin caer en sus charcos de lodo,
o rumiar el frío, o la humedad
y corroe los huesos, las ganas, mi alegría.
Mi preciosa felicidad vive en casa  
donde cantan las aves , 
él cubre mis hombros con mantas de abrigo.
Impulsiva   yo, necesito palpar la crudeza del mundo,
sus placeres, sus dolores 
recuperar el galope de mi corazón,
como antes de la plaga del sueño
como antes de la llegada de los días oscuros.



Nadie  los vio jamás juntos 
ni compartieron una sonrisa frente a los humanos.
La terrícola lo ama a pesar de su único ojo,
él no conoce su voz , se comunican por telepatía.
Cuando el encuentro del desierto , ellos ya se amaban.
Se buscaron entre la multitud en sueños.
Y fue por mandato divino , cósmico, inconsciente, 
 que ella debiera superar pruebas sobrehumanas.
Así , la  vida en  el planeta de su amado, árido , tórrido y gélido
sería más sencilla.
Desde una duna de arena,  la humana contempló por última vez su amado desierto.
Luego se transfiguraron, desaparecieron .
Unos dicen que partieron con alas de ángel.
Otros , una nave espacial los succionó,
Los perros ladraron largo rato hocico hacia el cielo.

Sobre la arena quedaron rastros de hermoso plateado  polvo lunar .
Caminas en  zigzag, en perpendicular,
avanzas por el desierto,
superas la loma alta, prosigues
alcanzas un oasis, 
bebes pocas gotas de agua dulce,
comes tres dátiles, 
el sol estalla, brilla en tus ojos, 
el calor es insoportable,
tú debes cumplir el cometido, 
superar el océano de arena, 
las altas cumbres de los nevados
las oscuras noches solitarias,
el merodear de animales e insectos,
sea diurno o nocturno.
Piensas en él , tus pasos son más ligeros,
 Caminante como tú, aguarda tu arribo.
El es de otra estrella, una galaxia desconocida.
Se aman,
 una terrícola y un ser interplanetario a
punto de cambiar la historia.    
El tondero  es una celebración
a la tierra que te vio nacer.
Se baila desde la más tierna edad hasta que el cuerpo aguante.
Con alegría y mucho festejo se vive en el norte, revoleando la falda
tomando  potitos  de chicha de jora.
Nada mejor que el sol  de Piura para curarse de todo mal.
Mi danza es un baile  seductor
La mujer coquetea pañuelo en mano. 
Se atreve, cimbrea las caderas , se acerca
se aleja .
Enloquece a la  pareja con su ritmo. 
Delicados , ágiles son sus pasos,
parecieran dos aves remontando el vuelo. 
   
Tú ignoras mi baile ,
tondero o marinera ,
la más hermosa música,
mis  pasos ágiles de reina.
Y cuando danzo,
descalza y con faldón de mi tierra,
no hay varón que se resista
a mi cintura cimbreante
a mis pasos ágiles 
de ave remontando vuelo. 
He de anudar dos pañuelos al cinto,
así cuando baile ,
las palomas de mi  alma
no causarán tal revuelo,
Ellas bailan al  compás
a mi ritmo danzan las aves mías.

lunes, 20 de junio de 2016

Nadie te obligó
ni te presionaron
con una pistola
Claro que no,
Tù lo hiciste adrede,
por el gusto humillar
meditando al  milimetro
desde tu amargura
Hacìa mucho planeabas  la acciòn
cobarde y miserable.
Cuanto se  es capaz de odiar
desde la   frustraciòn?
Perdiste a la mejor de las  amigas.
Hiciste estallar por los cielos 25 años
de amor amistad y falsedad.
Los basureros recogieron mil pedazos hoynoche


El resto de la historia se lo cuentas al juez.
Tù dinamitaste la plaza mágica, aquella la màs   hermosa de toda la ciudad.
Jamàs me sentarè a contemplar el mar, 
ni escucharemos mùsica con un audífono a la vez,
compartiendo risas,
Como reìamos entonces, 
celebrábamos 
  estar un momento juntos.
Tù dinamitaste la felicidad de los recuerdos,
los sueños 
hoy nada queda, solo desilusión
  y un amargo desencanto.
Ellos quieren saber
si las ojeras bajo mis ojos
son maquillaje,
algún golpe sin confesar
tatuajes,
una riña con alguna vecina.
Como ellos piensen
crean,
opinen
no es importante
Solo yo conozco el silencio de las madrugadas
sus màgicos  colores.
Las lìmpidas luces.
Me preparo para un  invierno duro y húmedo.
Algunos amigos menos, por traicioneros
siempre molestaban exigiendo dinero,
pero en mi hogar  brillaran  la luz de la alegría y  el amor.
Es un privilegio que los  malnacidos no disfrutan.
Los pobres de espíritu lloran por sus actos.
Tiemblan como señoritas,
mandan a pelear a los hjos 
a los entenados como si ellos tuvieran  el poder
fe convencer de algo  sobre ti,
Pobres ellos, caen en tu juego.
 Yo juego en líneas mayores
Tus hijos no están bien educados.
Desde niños no supieron sino darles aquello que  ustedes no enían.
Entonces manipulaban,
La madre es uns mujer de conventillo, acostumbrada a la riña fácil
tú, un pobre de espíritu.
No sigas en este curso, tienes mucho que perder.
Se agotó el repertorio de manipulaciones
Pierdes la libertad y a tus hijos, según la ley
Todo por unas simples fotos.
La carrera será ardua,
solo para gente dura, gente de coraje.
Al final, me espera un ramo de olivos.
A ustedes, no sé
Eso lo decide el juez .
Ni llaga ni herida podrán separarme de mi cometido.
Arrojar a las ratas fuera del barco ,
echarlas al mar.
Allí nadaran lejos de mi vista
No plagiarán más
Finalmente , morirán ahogadas´o condenadas en una prisión, 
como mueren las ratas cobardes.
como mueren los traidores.

domingo, 19 de junio de 2016

i e

Si la llaga profunda en mi alma crece,
pronto no podré respirar.mi febril evasión a  su mirada vigilante,

Habrá tomado los bronquios, mis pulmones
mientras corre mis huesos.
Ya casi no me mantengo en pie.
Camino apenas y mis respuestas son monosílabas.
Se imponía mi confesión sincera a mi esposo.
Mis noches en vela, la pobre alimentación,
El comprendió magnánimo,
yme quiere de vuelta a s u lado
Yo me dispongo a cumplir con él,
Cierro este poema a quien demostró su amor
cuando yo era presa de mis miedos.
mi esposo.
Yo continúo con las heridas en la boca,
el cuello ortopédico apesando mi cuello,
muriendo cada hora .

No les prometo la muerte, 
sí una larga condena  en un penal
Allí podrán jugar a los rehenes , 
a los secuestros virtuales 
como me sometieron
en mi propia casa.
Yo proceso  el dolor de la traición
Mi alma se rasgó
como un lienzo
por creer , por confiar
esa maldita costumbre mía
de pensar que " todos son como yo"
eso dice mi hija indignada
siempre que ocurren estos sucesos.
Mi tristeza endurecerá mi corazón´,
si no lo hace deberá ser que es mi vocación
de poeta anula  todo entendimiento.
El pecho a punto de estallar,
mis ojos  derraman sal
 mis labios sellados.
Debo dar a conocer el secreto.
Acabó el miedo.
La denuncia es inminente.
Ya no duermo  ni como
la llaga crece, se envilece morada
como un golpe, una herida que crece.
Pronto seré solo una herida purulenta.

Una traición ,
urdida en frías madrugadas
alrededor de un licor barato
trasnochados revolucionarios de  café.
Infelices, contra mi pobre poeta.
La poeta torna en leona 
Tengan mucho cuidado, compañeros
El felino ataca a matar.
Algunas noticias son tan tremendas por la  alegría ,
que sientes estallar  una granada feliz en tu pecho ,
y en ese instante todo es posible , una lluvia de flores
dos soles radiantes en el cielo, la alegría suprema del amor.
Existen otras, terribles, que en un minuto descomponen tu alma,
el mundo y consumen tus ganas de vivir,
Duelen en los músculos, en cada una de mis articulaciones de fina filigrana de plata , crees no soportar tanto dolor.
Son momentos, instantes ,
que como las olas del mar vienen, revientan y se van.
Olvidamos la alegría, recordamos el momento grato, el infeliz
lo atravesamos y nos alimenta de experiencia.
Nadie muere de amor . sí por soledad y abandono.
Olvidar la risa, las  ganas de reír sería terrible.
Río hasta cuando lloro,
en los más duros momentos,
los trágicos y penosos de las pérdidas,
se prende la chispa de la sonrisa
que ha devenir en carcajada
 y debo correr hacia algún algún solitario
a desternillar me de ris.
No son nervios, me burlo de la solemnidad
de la tonta importancia que los humanos otorgamos
a los actos mas simples.

sábado, 18 de junio de 2016


Temo al silencio de la soledad,
no al deseado , atesorado en madrugadas febriles,
sino al que llega después del desencanto,
de un amor ,una pasión que murió de inanición aún  antes de primer beso.
Evoco a  aquel pirata de los siete mares, que reinó alegre tus días y marchó sin promesa despedida.A su paso, dejó un jardín de risas y carcajadas de mil colores,
Ese es el silencio que hiere  mi piel, atraviesa entrañas.articulaciones  y  su ausencia brilla en mis días oscuros, cuando olvido reír, como te prometi,
No existe escapatoria para los traidores.
No busquen cualquier salida,
puerta, ventana, tragaluz , oxígeno
que les asista.
Ya no.

Yo  presido  la sesión. 
Aquella mujer .a,  quien ustedes perjudicaron.
les pagará como merecen.
Fuimos los mejores amigos,
agravante serio.

No se molesten en gritar, suplicar rogar por 
sus vidas. 
En cinco minutos el gas  
los habrá  exterminado como las ratas que son.

No existe escapatoria para los cobardes.
Menos para los traidores.
Mis ojos bañados en sal
mi cuerpo se estremece sin pausa.
Cada poro de mi piel guarda una llaga,
profunda, morada, roja 
como la sangre que mana de mis orificios.
Un mes es mucho tiempo,
sin sueño, ni apetito,
escriendo noches y días para olvidar,
No pensar.
Nadie parece ser consciente  del dolor ajeno
A nadie le importa,
les asusta ese tipo de historiars,
no son propias de ser contadas
A mi esposo le molesta que su mujer adelgace.
Es mi historia de acoso,
traición e invasión a i intimidad,
Mi editor y mi antigua pareja a de hace veinte años 
coludidos para dañarme de la manera mas ruin.
Ya lo dije ,sigan adelante, 
me encontraran peligrosa y firme.

Aún no ha nacido quien venza mi moral.
Apenas estoy comenzando, ustedes, no lo sé.

Temo a los sábados y domingos
Soy tan dichosa entrenando 
que cuando arribo a casa me golpea 
una densa pared de humo y el inefable Julio Iglesias.
A medida, que las horas pasan, los poemas suman
pero ninguno me satisface.
Sopletes da fuego corroen mis entrañas,
y no tengo paz, pues aquellos poemas se escribieron
en circunstancias especiales,
Yo era presa de una pasión, 
solo escribiendo y aislada 
pude domar  hasta tres locuras de amor.
Quien sepa algo de mi , sabrá de mi mal y mis ingresos
a las Casas de reposo.
Hoy vivo por  el amor de un poeta 
pirata.
La sangre se agolpa en mi cuerpo 
mi vientre, el bajo vientre humedecen
como cuando todas las estrellas nos cubrieron y me precipité pór el   dulce abismo.
Tiene tantas novias que ya no importa,

Algún día volverá por mis lares,
es lo único que me importa.

Sábado de juegos infantiles
( evoco a mi niña lejana, a quien no me permiten ver)
y sueño , me divierto como si ella compartiera los juegos del  juego del parque ,
Nos deslizamos por un tobogán de mil colores y luces,
saltamos luego con todas nuestras fuerzas por el saltarín hacia 
   hacia las estrellas  
alto, más alto hacia  el cielo infinito  donde la libertad, las carcajadas son posibles, libres como las aves,
Ese mismo cielo de llovizna y plomo , a quien pregunto si me recuerdas o soy tan solo un pequeño punto en tu  memoria infantil.

(Tu madre, mi  hija y tú vienen de visita y yo me entero por las fotos de un impersonal facebook al que  tampoco tengo derecho a ingresar, Los motivos expresados clínicos por una página  de Medline)

yo sigo mirando el cielo, el alma en pedazos, resistiendo tanta ausencia.

viernes, 17 de junio de 2016

El cuerpo ya caliente
mi rostro salpicado de menudas gotas de sal
Es hora de atacar el barranco,
escalar de frente, ligera y ágil,
como la gata que soy
Regresé a recuperar mis predios,
éste , el más amado.
El miedo se esfumó
vengo a dar la lucha,
 el pánico no es más
Estiro mis brazos,
alcanzo dos peñascos
en cada mano.
áspera, filosa roca
hiere profunda,
sangro más me impulso
hacia rocas y peñascos más altos.
Abrazo poderosa el pico del barranco
me encaramo ligera a contemplar el mar
orgullosa de vencer las alturas.
Ya nada ni nadie podrá vencerme   en combate.
Mi victoria tiene el  aroma, 
la fragancia embriagadora del mar.
Mañana volveré feliz 
a cantar con las sirenas.
Escalar el pico más  alto del barranco 
sentir el golpe 
  la fuerza del viento
 flagelando mi cuerpo
perdiendo casi el equilibrio,
el vértigo del abismo,
seduciendo al salto  como sirenas.
Hoy no es el día de mi muerte,
claro que no, 
eso fue el pasado.
Un día soleado en junio 
el  cielo rabiosamente azul,
 celebra la belleza,
 embriagada por la brisa marina
vuelvo a casa ,
el alma plena
dispuesta  para el amor. 

Colibri

que te ciernes

claro

sobre la sombra de los días

ya

las piedras de luz

se han marchado

en su recorrido de siglos


(Ni grillos ni estrellas


 Acompañan esta noche nuestro canto)



                      
                                                      ÓSCAR LIMACHE
Acaso tus nmanos recorrieron alguna vez su piel ocre , plena de honduras y promontorios como un cráter lunar
y bebiste con él la sangre que manaba de sus heridas?
Lo dudo.
Un violento deseo de poseer y ser poseía PIEDRAS DE LUZ



Colibrí

que te ciernes

claro

sobre la sombra de los días

ya

las piedras de luz

se han marchado

en su recorrido de siglos


(Ni grillos ni estrellas

 Acompañan esta noche nuestro canto)


                      
                                                      ÓSCAR LIMACHE
Sonríes desde la fotografía,
con esas ganas intensas, rebeldes ,  
de desear , 
tenaz aún los años 
y la distancia.
Peter Punk 
enredado entre mis cabellos
piensas que ésta es tu oportunidad

 Yo  no regalo amor a los chicos bonitos,

Mi verdadero amor aguarda por mi en casa,
aquél  con quien comparto mis días,
las horas  oscuras y las  radiantes de sol.

Resbalo por la espalda de un día soleado y caigo en la arena de un sábado.
A mi alrededor, corren, trotan, y yo no soy menos ,
Me sumo al grupo de deportistas intentando no recordar, no pensar en aquellos tiempos felices
pero abruptos
Fue entonces cuando comprendí la esencia del amor y otros temas serios,

Corro como una niña junto a mis amigos nuevos y pronto estoy en el mar ,
Tan suaves las ondas, la blancura de la espuma  tan lindas como sonrisas de niñas,
un tiempo grato e inesperado como cuando  se acodera la felicidad.
Tienes que ser veloz ,descubrir el instante mágico, único , la armonía de la plenitud y embadurnar tu mente , el cuerpo de la  sensación bendita y como una tarea escolar repetir tres veces al día.
Yo conozco la felicidad, es sencilla, vive en mi.
La he palpado, existe.
A gatas subo, trepo ,alcanzo el viernes con las puntas de los dedos,
una suerte de de acrobacia me instala a horcajadas entre el viernes noctámbulo
y los primeros cantos de las aves de la  mañana,
Es tan diáfano el aire, tan puro que hiere en la nariz, como en el alma la ilusión
de aquel amor pirata de los siete océanos .
Y corro hasta la playa a divisar los buques, ninguno pirata pero tu recuerdo huele en mis sábanas
aún, y reímos con el ausente, y él con nosotros,
Prendo una vela en gratitud a la alegría derramada por estos tristes predios, nunca más opacos,
Tu risa la guardé con mi ropa interior  entre brassiers, bragas  .
Así nunca estaré más triste, con la braga pintada de carcajada y perfume pirata .

jueves, 16 de junio de 2016


Camino en puntillas por la  delgada línea, que divide el averno
de la tierra de los seres vivos.
Son ambos  lugares tan semejantes, 
pletóricos de seres que corren , desesperan una vida en pos del éxito,palabra
tan abstracta como efímera y vacía,
que cuando arriba a tu puerta, no se reconocen  sus pasos ni su voz,
y marcha tranquila a otros predios más humildes,
donde a cada quien su lugar, sin pompa ni oropeles.
Los habitantes del infierno escapan por horas para asistir
a cocktails , fiestas y seducir a  los próximos diablos.
Adoran el brillo de las joyas, los billetes verdes y la gente rica.
Ellos venderán su alma al demonio y poblaran el averno de frívolos  egoístas .
Seis balazos,  desbaratar´ hueso por hueso, ligamentos, músculo por músculo ese cadáver maldito.
Descenderé  al mismo infierno a sellar un pacto de sangre con Belcebú .  Los vivos reinamos en el mundo real  y los muertos impedidos por leyes ancestrales de traspasar las barreras invisibles 
de la muerte serán malditos por el  el flagelo  del fuego, la desesperanza, que consume el alma más noble, y la impura es castigada por seres tan miserables como el cadáver.


Yo asesiné a ese cobarde a sangre fría , sin miramiento ni culpa.
Olvidar su figura  desterrar su miserable ser hasta en sueños.
Seis balazos, no  tres, ni uno.
A disparar a un cadáver que se niega a morir.
Seis balazos.